Internacional

Jefe militar afirma que remanentes de Sendero no son peligro para el Estado

Moscoso indicó que esta política debe trascender en el tiempo para lograr un resultado sostenible, razón por la cual se han instalado 50 bases antisubversivas en el VRAEM.

LIMA.  El jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Jorge Moscoso, afirmó que «los remanentes de Sendero Luminoso en el VRAEM (en la selva sur del Perú) no representan un peligro para el Estado peruano», porque es un grupo reducido, según una entrevista publicada hoy por el diario El Peruano.

Moscoso declaró que el Perú está cerca de la pacificación del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM) porque «no sólo se ha logrado neutralizar a las huestes terroristas, sino también se hace un trabajo arduo para combatir el narcotráfico».

Sendero Luminoso es una banda armada que inició sus actividades subversivas en 1980 y es la principal responsable de las 69.000 víctimas causadas por el terrorismo entre 1980 y 2000 en Perú, según el informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación.

El jefe militar dijo que la lucha antiterrorista en el VRAEM ha tenido «resultados positivos y concretos como la neutralización de los remanentes de Sendero Luminoso, la recuperación de población cautiva que era sometida por esta organización terrorista, y la incautación de gran cantidad de armas de fuego, explosivos y pertrechos militares».

Moscoso indicó que esta política debe trascender en el tiempo para lograr un resultado sostenible, razón por la cual se han instalado 50 bases antisubversivas en el VRAEM.

En esta zona de la selva sur del país, las fuerzas armadas han descubierto y destruido en los últimos tres años unas 400 pistas clandestinas usadas por las mafias del narcotráfico, que actúan en alianza con las fuerzas remanentes de Sendero.

«Trabajamos en coordinación con la Policía Nacional y con el Ministerio Público a fin de asegurar la legalidad del trabajo en estricto respeto a los derechos humanos. No cometemos excesos en nuestros operativos», afirmó.

Asimismo, Moscoso estimó que en diciembre próximo puedan empezar las acciones de interdicción contra avionetas usadas por el narcotráfico, una vez que se concluya con la reglamentación de la ley para el control y vigilancia del espacio aéreo.

El jefe del Comando Conjunto aseguró que las Fuerzas Armadas «cumplirán con su tarea de velar por que el proceso democrático electoral se realice de la mejor forma», con miras a las elecciones presidenciales del 10 de abril de 2016. (Efe /La Nación)