Actualidad

Jairala ratifica que el próximo mes firmará contrato para el dragado del río Guayas

Pese al atraso de $30 millones en las asignaciones, la Prefectura no ha detenido su marcha pero sí se dispuso una reprogramación del plan de obras

GUAYAQUIL. Durante el diálogo semanal el prefecto Jimmy Jairala ratificó su compromiso de firmar, el próximo mes de mayo, el contrato para dragar el río Guayas, en los alrededores del islote El Palmar, entre Guayaquil y La Puntilla.

“A finales de mayo vamos a firmar (el contrato)”, garantizó Jairala desde la cabina de Atalaya, que sirvió de matriz del enlace. “El problema de este tipo de negocio, tan grande  -porque son 60 y pico de millones de dólares-, es el financiamiento a bajo interés. Ahora más que nunca estamos buscando fondos con interés social”.

También recordó que se ratificó el compromiso del Gobierno Nacional de aportar con USD 20 millones para el financiamiento. Pero de darse un atraso en la contraparte, el prefecto señaló que se está tramitando el crédito por la totalidad del valor de la obra.

Al hacer un balance económico de la institución, el ejecutivo guayasense reconoció el impacto que tendrá la crisis de iliquidez. La Prefectura del Guayas tendrá una reducción de USD 21 millones en el presupuesto de este año (es de USD 285 millones por el endeudamiento, pero realmente se reciben asignaciones del Estado central por USD 136 millones). Además, hay un atraso en la asignación de USD 30 millones, correspondientes a los meses de febrero, marzo y la primera quincena de abril, y por los recursos de la competencia de riego y drenaje (son USD 5 millones pendientes desde 2015).

“Hay cosas que ya no podremos ejecutar este año”, dijo Jairala como efecto de esa reducción y atraso en las rentas. Si bien están al día con los proveedores, mencionó que se suspendió la construcción de los centros réplica de equinoterapia y de tres cosos de rodeo montuvio. “Hay que ajustarse y yo ha dispuesto un ajuste en todas las direcciones de la Prefectura mientras encontramos lo que se ha dado en llamar las soluciones creativas”.

Entre esas medidas, mencionó la transferencia de buena parte del equipo nuevo caminero adquirido con un crédito de USD 10 millones y la planta asfaltadora a la empresa pública ConstruGuayas para generar recursos para la institución.

Con un panorama así, Jairala replicó las declaraciones del presidente Rafael Correa, “con el respeto que caracteriza mis intervenciones. No puede pedirnos a los GAD que ahorremos porque nosotros tenemos que ejecutar los presupuestos…  Si no los ejecutamos, los recursos regresan al Estado y ya no vuelven a las arcas de los GAD. Entonces, nosotros tenemos que invertir –que no es lo mismo que gastar- y eso es lo que hemos hecho”.

Al ser consultado también sobre la reforma tributaria, opinó que el mayor impacto será para los gobiernos autónomos descentralizados, que se verán afectados por la reducción de USD 500 millones en 2016. “Es plata que sale de circulación”, advirtió.

Frente a ello, planteó la necesidad de buscar soluciones a mediano y largo plazo, como volver la mirada al campo y potenciar otros sectores de la economía. “El Gobierno podría sentarse nuevamente con las telefónicas a renegociar por lo menos medio punto de sus utilidades. El Gobierno debe regresar a negociar con las petroleras chinas que ya ganaron bastante dinero en esta época de la preventa y hay contratos que se están venciendo dentro de dos años, que debemos renegociarlos con los gobiernos a los que les debemos plata”.

También sugirió dar apertura a la banca privada internacional y generar un clima de confianza para la inversión extranjera. “Hay que dar un golpe de efecto y de confianza”.

Jairala también evaluó el impacto de la estación invernal en la provincia del Guayas. Que no hay cortes en la vialidad principal, precisó. “Tenemos noticias buenas para la provincia: a pesar de la crudeza del invierno no hemos tenido más allá de estos últimos días, una nueva emergencia que ya ha sido atendida”. Eso significa, agregó, que en esta jurisdicción algo se hizo bien para que la afectación haya sido menor que en otras provincias.

Los problemas puntuales de las últimas semanas se presentaron en el río Amarillo, en Jujan, que dañó un tramo de 25 metros de un muro de contención,  a la altura del sector de Puerto Canoa, que ya fue reparado.

Más recientemente, la crecida del río Engabao tapó un tramo de la vía que comunica a las comunas Engabao y Puerto Engabao, en Playas. “Hasta ahora, ahí está trabajando la Prefectura con el Municipio y el incidente propiciado por la naturaleza ya fue superado”.

A ello sumó la atención, ayer, a un conato de emergencia en el puente San Gabriel, en Daule, por la palizada. “Nosotros somos la institución que más está presente en los sitios donde se generan este tipo de emergencias”, subrayó. (PREFECTURA DEL GUAYAS)