Actualidad

Jairala: La Prefectura no se va a parar

El prefecto Jairala informó que tras aprobación del Presupuesto General del Estado la reducción en la asignación para el Guayas será de $ 15 millones

GUAYAQUIL. Ayer el prefecto del Guayas, Jimmy Jairala explicó que no se afectará la obra pública prioritaria de la provincia, a pesar de la reducción del presupuesto general del Estado de 2016 aprobado por la Asamblea y que significará una reducción en los ingresos del Gobierno Provincial del Guayas.

En el caso del Guayas, la reducción presupuestaria será de $ 15 millones. Por ello aseguró que, pese a eso, “no se puede parar la provincia; uno tiene que ver dónde mete la tijera, pero estas obras son de tanta importancia para el sector rural que no podíamos postergarlas”. Con ello, aludió a la firma de contratos para la rehabilitación de tres vías que suman 33,1 kilómetros y representan una inversión de casi $20,5 millones financiados con un crédito del BEDE.

Las vías son Mamanica-La Libertad- Ñauza-Bella Luz-El Almendro-Los Juncos-Límite Provincial, en Jujan, de 10,64 km; Tenguel (parroquia rural de Guayaquil)-Balao, de 12,46 km; y, Laurel-Los Quemados, en Daule, de 10 km. Por ello, el ejecutivo guayasense reafirmó que “la Prefectura no está parada” y que un mecanismo de financiamiento será a través del Banco del Estado. Mencionó como prueba de ello la próxima firma del contrato de rehabilitación y asfaltado del primero de tres tramos de la vía Magro-Boquerón, en Daule, y la construcción del nuevo malecón de Playas que se ejecutará en conjunto con el Municipio de ese cantón.

El ejecutivo guayasense también fue consultado sobre las lluvias que empezaron a sentirse en la zona rural de la provincia y de la posible amenaza del fenómeno El Niño. Al momento, informó, las precipitaciones han sido aisladas pero han creado dos problemas puntuales en la provincia en esta semana. El uno es en un tramo de la vía hasta San Juan de las Cucarachas, en Balzar, que está siendo reparada.

El otro es en Limonal, donde el agua rebasó la cota de inundación; pero al tratarse de un área urbana de Daule, la atención le corresponde al municipio de esa localidad. “Si el Municipio de Daule necesita trabajar en conjunto con nosotros y ayudar en Limonal, estamos dispuesto a hacerlo”, dijo.

De cara a la eventual presencia de El Niño, Jairala habló de la necesidad de que se les asignen recursos adicionales a los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) para atender emergencias. “Aún no sabemos esos recursos cómo se los van a canalizar”, dijo, pero previó que servirán para financiar la remediación de daños.

Por ahora, precisó que después de haber hecho las consultas jurídicas del caso, se determinó que el estado de excepción y la alerta amarilla declarados por instancias del Gobierno Nacional, “no permiten declarar emergencias a municipios y prefecturas… Si mañana se declara la alerta naranja, ya es una razón para declarar una emergencia porque ya la situación sería advertida como más riesgosa por la Secretaría de Gestión de Riesgos”. (DO/Prefectura del Guayas)