Actualidad

Jairala: Esto no puede ser aprobado por ningún político

El prefecto del Guayas, Jimmy Jairala realizó un análisis de la situación por la que está atravesado el país.

¿Qué sensación le dejan los eventos de la última semana?

Lo mismo que le deja  a los ecuatorianos de bien: la sensación de que estamos perdiendo el rumbo, que no hemos aprendido mucho en los últimos años, que no le damos el valor que la democracia tiene y sobre todo, me deja la idea que tenemos que aprender de los pueblos que han crecido más… Países como Estados Unidos, Chile, Costa Rica, Alemania y otros viven en democracia, respetan a sus autoridades elegidas y discuten mayorías y minorías dentro de las formas democráticas… Eso es lo que aún no hemos aprendido y lo digo con mucha pena.

¿Cree que estas movilizaciones anunciadas y ejecutadas son legítimas o son solo para desestabilizar y de ser factible derrocar al Gobierno como algunos especulan?

La democracia tiene sus canales para protestar, así que las movilizaciones son legítimas si se las hacen dentro de la ley y respetando el espacio público. Lamentablemente hemos visto como en las últimas movilizaciones se ha agredido a los policías, se han destruido bienes de las ciudades e incluso se han pintado paredes privadas con insultos y amenazas… Esto no puede ser aprobado por ningún político que sea un verdadero líder.  Qué pena que no haya salido aún ningún dirigente de la oposición a condenar estos hechos; espero, además, que los que representan a partidos políticos o tienen cargos públicos sean los primeros en defender el orden democrático y que eleven su voz si aparece gente con espíritu prehistórico que cree que un país se arregla a base de golpes de Estado. Esto no lo vamos a tolerar y espero que, si algún insensato intenta hacer alguna acción parecida, todos los líderes del Ecuador estemos en primera fila para defender lo que tenemos como derecho, que es un país de libertad y democracia.

¿Quiénes cree que están detrás de este proceso?

Soy muy responsable y no me gusta especular. Mi segundo nombre es Sensato…, pero creo que los ánimos políticos se han caldeado por dos proyectos de Ley que no fueron del agrado de todos.  Nosotros no teníamos reparos; sin embargo, en lugar de optar por el facilismo de pedir el archivo definitivo la debatimos al interior de Centro Democrático y llevamos nuestra propuesta a la Asamblea.  Lo mismo debió haber hecho la oposición porque es su derecho no estar de acuerdo, pero no me parece correcto que se use este tema para movilizar gente a las calles, y por otro lado, creo que el Gobierno hizo bien en retirar la discusión de esta norma. Ahora toca bajar la intensidad de los adjetivos porque eso irrita más a la población que está en contra.

Mire, el Gobierno ha hecho una gran labor en materia de educación, salud, acceso a una mejor calidad de vida y lucha contra la pobreza que el mundo entero reconoce, pero es natural que después de 8 años en el poder tenga un desgaste, eso es lo que deben evaluar los asesores del Presidente, para sintonizarse mejor con la población y tener paz social y tranquilidad con la gente, que es la población de a pie, la que está más afectada con estas movilizaciones.  Las diferencias se arreglan conversando alrededor de una mesa, no a patadas y garrotazos en la calle.

¿Su relación con el Gobierno ha cambiado?

No ha cambiado.  No se olvide que soy un Prefecto electo por voto popular y por las actividades de gestión estoy en permanente contacto con el Presidente. No puedo quejarme de su disposición de ayudarnos cuando lo hemos solicitado para cumplir de mejor manera nuestra gestión en la provincia del Guayas, pero también es cierto que nosotros tenemos nuestro propio movimiento político, que aspiramos a que sea nacional y que el Gobierno está representado por otro respetable partido… No tenemos cuotas de poder, pero siempre hemos estado en la disposición de respaldar todo lo que en los últimos años ha hecho el Presidente por cambiar el viejo país que teníamos.

¿Cree que el malestar social se detendrá?

No soy pitoniso ni adivino el futuro, pero creo que en este momento de crisis quien más pierde es la población, es el ciudadano de a pie, es el micro empresario que vive de las ventas del día a día. Quien más pierde es la señora que vende sus empanadas en los mercados y los transportistas que ven las calles tomadas, pierden los taxistas con tanto tráfico caotizado, los emprendedores que ven que la economía se paraliza, pierden los estudiantes que con tanta movilización llegan tarde a clases, perdemos todos… Con estas posiciones de enfrentamiento perdemos todos… y también los políticos pierden porque no representan a la gente que quiere vivir en paz y que Ecuador siga con una economía en crecimiento… Toda América Latina tiene problemas de crecimiento económico ahora, pero en el único país que se habla de golpe de Estado es acá…, eso es lamentable. No debería ser un tema de agenda y menos de especulación esa posibilidad.

¿Qué sugiere entonces?

Que tengamos más diálogo, que no calentemos la calle con más movilizaciones porque los actores políticos seremos los que más vamos a perder.  Cualquier infiltración extremista puede provocar pérdidas irreparables y allí quedaremos en la historia como mudos espectadores, sin haber hecho algo para darle tranquilidad a nuestro país.

Invoco realmente, como hemos dicho en el comunicado público de CDN, que se apacigüen los temperamentos porque con  esta crispación social no gana nadie. Perdemos todos.