Actualidad

Jairala: El dragado no es la solución a las inundaciones de Guayaquil pero es parte del problema

El prefecto se basa en informes técnicos para explicar que se necesita una solución integral para enfrentar ese problema.

GUAYAQUIL. La falta de dragado no es el único responsable de las inundaciones de Guayaquil, dijo el prefecto Jimmy Jairala durante el diálogo semanal de este jueves que se transmitió desde la cabina de radio Tropicana.

«El dragado no es la solución, es parte del problema, pero no es la solución…», dijo Jairala, basado en la ponencia de expertos holandeses durante un foro desarrollado en días pasados en el edificio Las Cámaras. «Compararon a Guayaquil con Róterdam –agregó- y es verdad, porque Guayaquil es la cuarta ciudad con más riesgo de inundación en el mundo».
«Cuando una ciudad es como Guayaquil y está al nivel del mar, el riesgo de las inundaciones es permanente. Pero no se le puede culpar solamente a una situación, que es la falta de dragado; es parte de lo macro y tenemos que reconocerlo que no toda la ciudad tiene un buen sistema de alcantarillado, la mayor parte data del año 1923 y ya no tenemos áreas verdes que eran drenajes naturales del agua», insistió.

La Prefectura del Guayas también contribuirá al análisis técnico de la situación a través de un foro científico que se desarrollará la próxima semana, para buscar alternativas que se sumen a la del dragado. «Esto no puede ser un asunto político», dijo el ejecutivo guayasense para aclarar que en el evento se hará un diagnóstico de la situación y se plantearán posibles soluciones. «Hay que buscar las soluciones menos costosas y hay que encontrar una salida de modo que aprendamos a convivir con estos problemas del invierno».

En cuanto al resto de la cuenca baja del río Guayas, el prefecto recordó que también es un tema sensible que él, solo, no lo puede atender. «Es un problema que involucra a varias provincias y debe contar con la intervención del Gobierno y debe generarse una reunión entre prefectos de diversas provincias, Secretaría de Riesgos y Senagua que tenemos que ver en ese problema».

Jairala también fue consultado sobre las precipitaciones que han causado inundaciones, cortes de carreteras y muertos en ocho provincias del país. En el caso del Guayas, informó, «gracias a Dios, la situación no es igual; incluso, no hemos sufrido ningún daño en las carreteras, en las vías concesionadas, en la red vial principal de la provincia; felizmente los canales están limpios».

En esta semana solo se han atendido tres llamados de auxilio puntuales, pero que no revisten gravedad; por ello, descartó por el momento una declaratoria de emergencia. Uno de esos problemas se reportó en Balzar, por el desbordamiento del estero Pajüí, que afectó entre 300 y 400 personas de los recintos Pajüí Grande, Bella Alegría y San Vicente. Allá se enviarán brigadas médicas y de fumigación.

El segundo frente reportado es en Santa Lucía, cantón que fue declarado en emergencia por su alcalde ante las inundaciones reportada en sitios puntuales. Mientras que en Jujan se está atendiendo a los recintos Ñauza y Los Amarillos, a donde se envía maquinaria y brigadas médicas.

«El invierno, si bien ha sido duro, no ha generado inconvenientes graves en la provincia del Guayas», agregó, tras hacerse eco de informes científicos que revelan que, en Ecuador, el fenómeno El Niño aún no se ha hecho presente.

Pese a ello, el cronograma de actividades de la Prefectura ha sufrido ciertas modificaciones. Así, mencionó que se limpiaron más de 500 kilómetros de canales, «pero ya no se puede hacer nada adicional en este momento porque estamos en proceso de lluvias». Además, bajó el ritmo en la construcción de vías y se dispuso que el equipo caminero destinado a la reparación de caminos vecinales esté disponible para la atención de emergencias. «No vamos a tener tiempo de reconformaciones porque es botar la plata en saco roto». (PREFECTURA DEL GUAYAS)