Actualidad

Nebot con orden de detención por caso Las Dolores

Del total de 103 testigos llamados para que se presenten hoy, solo acudieron cuatro.

GUAYAQUIL. El juez Wilson Merino de la Corte Nacional de Justicia, pidió la detención de 99 testigos que no acudieron a la audiencia de caso Las Dolores, entre las solicitudes de detención está la del Alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot.

Ante esto, el burgomaestre del Puerto Principal, aseguró que nunca fue notificado para acudir como testigo a la audiencia que se debía desarrollar en la Sala Especializada de lo Penal de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), pero que no instaló la audiencia de juzgamiento del caso por ausencia de testigos de la Fiscalía y de la parte acusada. “Estoy listo, y no duden que el pueblo de Guayaquil también, a dar la batalla correspondiente”, dijo en un comunicado. 

En el mismo, Nebot explicó que a principios de julio de este año, cuando el Fiscal General hizo declaraciones en el sentido de que era posible que se le pida rendir testimonio sobre el asunto, “expuse, a través de la prensa, el 4 de julio de 2014, que es público y notorio que no tuve relación alguna con el llamado caso ‘Las Dolores’, del cual no soy parte procesal”.

Asimismo indicó que, en la eventualidad que se le solicite rendir dicho testimonio, “deberá, de acuerdo a la Ley, notificárseme primero, con la correspondiente antelación, para conocer detalles sobre el particular. En lo dicho me ratifico”.

Y es que solo 4 de 103 testigos convocados para la audiencia de juzgamiento del caso ‘Las Dolores’ se presentaron en la Corte Nacional. Uno de los procesados, que se encuentra con prisión preventiva, tampoco asistió a la instalación de la audiencia, informó la Fiscalía desde Quito.

La audiencia de juicio era para 11 de 18 procesados en el caso ocurrido el 29 de noviembre del 2003 en un operativo policial en la farmacia Fybeca (Guayaquil), donde murieron 8 personas y tres ciudadanos continúan desaparecidos. Los procesados enfrentan cargos por el delito de asesinato, que se habría configurado por la violación a los derechos humanos y la presunta ejecución extrajudicial.

Suspendida la audiencia, el fiscal general de la Nación, Galo Chiriboga,  se reunió con los abogados de los acusados para llegar a acuerdos probatorios que implica que cada una de las partes estará debidamente informado sobre las pruebas que se presentarán en la audiencia próxima, fecha que está por definirse por el juez Merino.

“Se ordenó la detención de todos los testigos sin tener en cuenta que hemos pasado un largo feriado donde mucha gente en Guayaquil todavía no ha vuelto a su ciudad. La Fiscalía respeta lo que dicen los jueces, aunque no lo compartimos”, dijo.

Mientras que Dolores Vélez, viuda de una de las víctimas durante el operativo ejecutado en la farmacia, reconoció que se quedó con una mala sensación porque se postergó el proceso, pero reiteró que eso no le va a impedir seguir en el caso.

“Estaremos a las espera de la reapertura de la diligencia, pero estamos en pie de lucha y vamos a estar hasta el final”, dijo la mujer quien recordó que esperan que se notifique una nueva fecha, lo más pronto posible.

En septiembre pasado, la Fiscalía solicitó al CNJ iniciar la extradición de Eduardo René G., quien reside en Estados Unidos. Los procesados enfrentan cargos por el supuesto delito de asesinato, que se habría incurrido dentro de violación a los derechos humanos e incluso en presunta ejecución extrajudicial, durante un operativo policial en una farmacia localizada al norte de Guayaquil, en noviembre de 2003.

Wilson Merino, presidente del Tribunal Penal de la CNJ, señaló que los magistrados se pronunciarán a través “de las providencias y decretos del Tribunal”. (DO/La Nación)