Deportes

Jaime: “Mi hijo tendrá todo el apoyo de la familia”

Jordan Jaime (18 años), defensa del Emelec, sufrió una fractura de tobillo tras una dura entrada de Erik Lima, jugador del Goiás.

GUAYAQUIL. Esta semana en la Copa Sudamérica Jordan Jaime una de la figuras juveniles de Emelec y que brilla en la defensa, sufrió una grave lesión (fractura del tobillo) que lo dejará fuera de las canchas por el resto de la temporada, sobre este incidente charlo su padre, Iván Jaime.

En su menta todavía pernota la imagen  de la fue evacuado en camilla del terreno de juego de su hijo, en el que se disputaba la ida de octavos de la Copa Sudamericana que terminó con victoria del equipo eléctrico por 1-0.

“Estábamos muy emocionados viendo el partido con toda la familia y de verdad nos preocupó mucho cuando lo vimos (la lesión). Él sabe que yo siempre he sido su apoyo. Nunca lo voy a dejar de alentar. Yo soy su técnico, médico y motivador privado”, aseguró el padre del jugador.

El jugador fue intervenido ayer quirúrgicamente en el hospital de SOLCA, de una rotura de tibia y luxación de tobillo. Esta lesión lo tendría fuera de las canchas, por lo menos, cuatro meses, por lo que  el padre del zaguero central afirmó que se transformará en el motivador personal de su hijo, quien comenzará su recuperación con el fisioterapeuta Tony Ocampo.

“El médico será el que diga el tiempo que tendrá fuera de las canchas. Solo Dios es el que le dará fortaleza. Mi hijo sufrió una fractura bimaleolar de tobillo, que afectó tibia y peroné. La rehabilitación se la tratará a partir de la tercera semana de la cirugía  y estimamos que podría volver a jugar en cuatro meses”, sostuvo

Por otra parte, el futbolista de 18 años explicó el momento en el que sufrió la fractura. “Cuando el brasileño patea, yo meto el pie y ahí se me quedó hecho palanca y pasó lo que pasó. Me sentí muy mal en ese momento. No podía creer que eso me esté pasando a mí. Gracias a Dios tuve el apoyo de mis compañeros”.

Recuerda que su compañero José Luis Quiñónez llamaba desesperado al cuerpo médico, mientras que Pedro Quiñónez se le acercó a darle ánimo. “Pedro Quiñónez me dijo que me apoye en Dios. Que tenga fe, que todo pasará. Son pruebas que uno tiene que pasar”.

Pese a la gravedad de la lesión, Jaime confía en volver pronto a las canchas. “Me han dicho que tardaré algunos meses en recuperarme, pero por ahora solo pienso en salir bien de la operación y luego ver cuándo empezamos la recuperación”.

La lesión del defensa eléctrico, tiene similitud a la que sufrió en septiembre de 2010 el volante ecuatoriano del Manchester United, Antonio Valencia, quien también sufrió una fractura de tibia y peroné.

En aquella ocasión la recuperación del ‘Toño’ Valencia tardó cinco meses.(DO/La Nación)