Actualidad

Iván Saquicela: ‘Que vuelva una Corte Suprema de Justicia es una posible reforma’

¿Considera que se necesitan reformas en la administración de Justicia? 

Sí. Se requieren reformas en el ámbito normativo, presupuestario, fortalecer la parte tecnológica y del personal. Estamos de acuerdo con debatir sobre la posibilidad de una reforma.

El presidente Lasso dijo el martes que dialogó con usted. ¿Se habló de la reforma? 

El señor Presidente es quien debe tomar las decisiones de su competencia. Hemos dialogado, cruzado ideas, pero aún no existe una construcción definitiva. Creo adecuado que pueda escucharnos a nosotros, como Función Judicial, y a otros sectores.

¿Durante su administración han existido conflictos con el Consejo de la Judicatura? El Presidente dijo que la reforma busca evitar conflictos. 

No es un conflicto de orden personal, es la preocupación de delimitar las competencias. Nosotros somos la función jurisdiccional, es decir, los que administramos justicia. Y el Consejo de la judicatura está encargado de la parte administrativa. Lo que cabe es estar claros en la delimitación en aras de resguardar ciertos principios, como el de independencia judicial.

Hasta antes de 1998, la Corte Suprema de Justicia también tenía atribuciones administrativas. ¿Se podría retomar ese modelo? 

En España hay un Consejo de la Magistratura, conformado por el presidente de la Corte Suprema de Justicia y por magistrados que se encargan del ámbito administrativo. Hay otros modelos en donde existen Consejos de la Judicatura, conformados exclusivamente por funcionarios judiciales. ¿Es conveniente que otras Funciones del Estado sean parte? Hay que debatirlo. El actual es de la Constitución de 2008, en donde el Consejo de la Judicatura está conformado por delegados del Ejecutivo, Legislativo, del presidente de la Corte, de Fiscalía y de la Defensoría pública.

Siempre se habla de la falta de jueces, de casos represados. ¿Cómo está actualmente la Corte Nacional de Justicia?

No podemos tener ni más ni menos que 21 jueces. Una de las ideas de posibles reformas es que la Corte Nacional de Justicia vuelva a ser Corte Suprema de Justicia, y que esté conformada por un mayor número de
jueces. Antes eran 31 magistrados. Necesitamos mejor capacidad de respuesta.

¿Qué nudos críticos encontró en el sistema de justicia? 

Por ejemplo que en materia de garantías jurisdiccionales, conozcan jueces especializados. Que exista una mayor autonomía administrativa-financiera. ¿Cómo garantizar que los jueces que ingresan sean independientes e imparciales? De un lado, un concurso de oposición y méritos. Pero de otro,  proponemos una escuela judicial, que tenga la categoría de universidad o instituto superior. Otro tema tiene que ver con la autonomía de la Fiscalía.

En la opinión pública se habla de que la justicia es selectiva. A propósito del caso del cabo Olmedo, ¿cómo evalúa el desempeño de los jueces? 

Yo respaldo a los jueces y a los policías. No se trata de una controversia entre unos y otros. Hay un caso concreto. Si hay una inconformidad, pueden impugnar la sentencia e incluso puede llegar a la Corte Nacional, en casación. Pero de otro lado existe una aparente inconformidad, digo aparente, porque quizá algunos de los que se han pronunciado ni siquiera han leído la sentencia. En términos generales, no hay un tema prodelincuencia ni antipolicía.

¿Cómo tomaron la decisión de EE.UU. de revocar la visa a ciertos jueces? 

Es un Estado soberano, sus decisiones son soberanas y las respetamos. Los jueces debemos guiarnos por principios de transparencia, diligencia y estar sometidos al escrutinio público. No debemos temer. Y en todo caso, cualquier situación debe ser puntualizada, investigada y sancionada, si así corresponde.

¿Cómo evitar que las mafias del narcotráfico contaminen a los jueces? 

 De una parte el propio respaldo de la sociedad y del Estado a los jueces, a proteger su vida, su integridad y su independencia. De otra parte, con una conducta ética de los jueces y la investigación y la sanción cuando corresponda en caso de actos irregulares. Pero este tipo de cosas tienen que ser puntualizadas. Caso contrario, se genera una desconfianza en todo el sistema de Justicia.

¿Considera que se deberían examinar los patrimonios de los jueces en aras de la transparencia?  

Por supuesto. Eso está ahí. Cuando un juez se posiciona, hace su declaración patrimonial. De hecho, esta Corte Nacional, cuando fue evaluada y dio como resultado que quedemos siete jueces, entre otras cosas, se investigaron esos aspectos.

Hoja de vida

Formación. Doctor en Jurisprudencia por la U. de Cuenca. Tiene una maestría en Ciencias Penales y Criminológicas por la Universidad Regional Autónoma de los Andes. Especialista en justicia indígena.

Experiencia. Ingresó como conjuez penal a la CNJ. Se desempeñó como Fiscal de Cuenca. Fue vicepresidente del Consejo de Tránsito del Azuay y secretario nacional de Amnistía Internacional.

 

 

El Comercio