Actualidad

Iván Saquicela, Daniella Camacho y José Suing buscan presidir la Corte Nacional

La Corte Nacional de Justicia (CNJ) se alista para elegir a su nuevo titular para los siguientes tres años. Los postulantes necesitan 12 de 15 votos.

El 5 de febrero de 2024 concluirá el período de tres años para el que Iván Saquicela fue elegido, como presidente de la CNJ. Ese día debió designarse a su sucesor, sin embargo el Pleno del organismo resolvió adelantar la elección 11 días, para el 26 de enero.

Un grupo de jueces del organismo dice que no hay tal adelanto, sino que se aclaró la fecha en función del artículo 198 del Código de la Función Judicial, que indica que la selección se hará dentro de la primera quincena del período correspondiente.

Mientras que otro grupo de magistrados señala que detrás del adelanto hay una intencionalidad. El 3 de febrero de 2024 dejarán de ser jueces Luis Rivera, Byron Guillén, Walter Macías y Fabián Racines.

Además, el Pleno de la CNJ ya tiene seis vacantes que no han podido completarse. Por lo que a partir del 4 de febrero solo habría 11 magistrados en funciones. Según la norma, el nuevo Presidente debe elegirse con al menos 12 votos.

Es decir, que para el 5 de febrero la elección ya no podía realizarse y la Presidencia tendría que asumirla, de manera interina, el juez de mayor antigüedad y con mejor puntaje. Para la elección anticipada, Iván Saquiela, Daniella Camacho y José Suing buscarán esos 12 votos.

Pero si ninguno obtiene esa mayoría, también se aplicará el interinazgo del más antiguo y mejor puntuado.

Las entrevistas a los postulantes

A menos de 24 horas de que la Corte Nacional se reúna para elegir a su nuevo Presidente, PRIMICIAS contactó a los tres candidatos para esta dignidad.

Iván Saquicela, presidente de la Corte Nacional de Justicia, durante la presentación del Plan de Capacitación de la CNJ, el 20 de abril de 2023.

Iván Saquicela, presidente de la Corte Nacional de Justicia, durante la presentación del Plan de Capacitación de la CNJ, el 20 de abril de 2023. Twitter  @CorteNacional

Iván Saquicela, titular actual del organismo que busca la reelección, prefirió no pronunciarse mientras se resuelve el proceso interno en la CNJ. En un corto mensaje de audio, el funcionario señaló que respeta a los otros dos postulantes a la Presidencia.

«De lo que se trata es de designar a quien represente a un poder del Estado, el Pleno de la Corte va a evidenciar la capacidad de hacer una elección democrática o llegar a consensuar». A continuación, las entrevistas con Daniella Camacho y José Suing, los otros dos postulantes para la Presidencia de la CNJ:

Camacho: «Hay que limpiar la casa por dentro»

Daniella Camacho, jueza de Garantías Penales de la Corte Nacional de Justicia, sustancia el caso

Daniella Camacho, jueza de Garantías Penales de la Corte Nacional de Justicia, sustancia el caso «Sobornos 2012 – 2016». Twitter Corte Nacional de Justicia.

La crisis en la justicia ha recrudecido. El Presidente de la Judicatura fue encarcelado y renunció. Además, varios jueces nacionales fueron señalados en el caso Metástasis ¿Qué hacer para la recuperación de la Función Judicial en Ecuador?

Trabajar. Eso es lo que tenemos que hacer los jueces. Nosotros estamos para administrar justicia. La Corte no puede estar politizada y, en mi caso, yo ya he hablado con algunos organismos internacionales, a fin de que haya capacitación para jueces, conjueces y personal administrativo.

Porque a medida que va avanzando el derecho, es cambiante. Es un constante avanzar, la criminalidad también. Entonces, tenemos que estar a la par. Debemos dotar de seguridad. Para esto necesitamos convenios con Ministerio de Gobierno y Policía a fin de que nos entrenen respecto a la auto seguridad, seguridad de nuestras familias y reforzar los edificios en los que funciona el poder judicial.

Por otro lado, yo tengo un grupo de mujeres honestas y valientes. Llevamos un año trabajando por la paridad de género en los concursos de méritos y oposición. Hemos presentado reformas al Ejecutivo y Legislativo a fin de que haya un acceso igualitario de hombres y mujeres a los cargos de la Función Judicial.

Uno de los problemas que acarrea la Corte Nacional de la Justicia desde hace año es la conformación. El 3 de febrero cuatro jueces terminarán su período y actualmente ya hay seis vacantes. ¿Cómo mira esta situación? ¿Qué hacer mientras avanza el proceso de selección?

El trabajo no tiene por qué detenerse. Hay norma expresa, el artículo 200 del Código Orgánico de la Función Judicial, que nos dice que en ausencia temporal o definitiva de los jueces, asumirán los conjueces.

Entonces, tienen que asumir los conjueces titulares que tenemos aquí, hay jueces temporales de corte provincial. Y el Consejo de la Judicatura tiene que activarse para traer más jueces temporales para que la Corte Nacional pueda seguir desempeñando sus funciones. No hay motivo para que se detenga el trabajo.

Una de las primeras decisiones que tendría que encabezar en la CNJ, en caso de que sea seleccionada como Presidenta, es la elección de una nueva terna para presidir la Judicatura. ¿Cómo cree que deberá ser ese proceso y qué perfil se debe buscar?

A ver, es potestad del Presidente enviar la terna, pero eso no significa que no se converse con el Pleno. El Pleno no puede imponer la eterna, pero sí puede opinar, si puede encontrar si alguno de los candidatos tiene algo que pueda empañar su participación.

Esta terna yo supongo que tendrá que enviarse entre octubre y noviembre de este año, para el nuevo Consejo de la Judicatura que debe empezar en funciones en enero de 2025.

¿Es decir que en este tiempo debería permanecer Álvaro Román?

A mi criterio, pero esto es mi criterio personal. Porque ya él está iniciando un concurso justamente para llenar las vacantes de Corte Nacional y cambiar de Pleno sería tal vez retroceder en los avances. El Consejo tiene que funcionar. La Corte tiene que funcionar.

¿Pero no sería ir en contra de una sentencia de la Corte Constitucional, que dispuso que Román solo puede asumir temporalmente y ante una ausencia definitiva debe haber una nueva terna?

Sí, perdón, hay una ausencia definitiva. Entonces, tendría que ser una decisión del Pleno de la Corte.

Finalmente, en el último tiempo se ha hablado mucho de volver a reestructurar la justicia a través de una consulta popular. Por ejemplo, eliminar la Judicatura o caminar a hacia un sistema de jurados. ¿Cómo ve usted estas posibilidades?

La justicia ya está estructurada. Hay que poner los correctivos necesarios. Un juicio por jurados es inaplicable en el Ecuador, no corresponde. Eso es propio del sistema anglosajón del Common Law, aquí no. Aquí deciden los jueces.

Son quienes tienen jurisdicción y competencia para administrar justicia. Imagínese, estamos hablando de Ecuador. Para un jurado, el Estado tiene que mantener a ese jurado porque la persona no puede asistir a trabajar.

Tiene que mantenerlo apartado de redes sociales y de noticias mientras se decide la causa. ¿El empleador va a permitir que un trabajador por ser jurado no esté presente 60 días? Además, la selección de jurados. Si tenemos problemas para seleccionar jueces, imagínese jurados.

Suing: «Hay que hacer una reforma profunda en la Judicatura»

En 2017, el jurista José Suing Nagua ganó el premio José María Velasco Ibarra, para obras sobre Derecho Público, con su estudio Derecho Municipal.

En 2017, el jurista José Suing Nagua ganó el premio José María Velasco Ibarra, para obras sobre Derecho Público, con su estudio Derecho Municipal. Quito Cultura

La crisis en la justicia ha recrudecido. El Presidente de la Judicatura fue encarcelado y renunció. Además, varios jueces nacionales fueron señalados en el caso Metástasis ¿Qué hacer para la recuperación de la Función Judicial en Ecuador?

Yo creo que hay muchas tareas por hacer. Lo primero, hay que completar la designación de los jueces titulares. Una justicia transparente y clara con un tribunal integrado con 100% de sus integrantes va a ser una garantía y eso depende de un proceso de selección transparente también.

Eso nos permitiría cambiar de página de los episodios que se ha vivido. Yo tomaría con beneficio de inventario todo este tema que ha generado el caso Metástasis. Se han mencionado a compañeros jueces, pero eso no les involucra como responsables.

Yo creo que hay que medir los efectos jurídicos que trae ese proceso. Todavía está en trámite y al final se verá cuáles son las implicaciones que tienen los involucrados. Siempre hay que cuidar, obviamente, la transparencia de las actuaciones de todos y cada uno de los integrantes.

Lo ideal debería ser que ni siquiera aparezcan en este caso, pero nadie está libre de que se tome, arbitrariamente, el nombre de tal o cual persona para que genere un efecto de esta naturaleza.

Específicamente en el área de la lucha anticorrupción, ¿qué iniciativas se pueden plantear desde la Corte Nacional para poner fin a las sospechas de que los fallos y las sentencias se compran en el país?

Mire, yo creo hay que profundizar el tema de la transparencia. Yo creo que es importante el tema de las cuentas de los jueces, que se revisen todos y cada uno de los patrimonios. Cuando uno asume la función, se autoriza a la Contraloría la apertura de cuentas para que haga un análisis pormenorizado de ello.

Creo que esa es una primera tarea importante a realizar. Luego yo creo que es importante pensar en protocolos de transparencia. Hay reglas, hay recomendaciones de organismos internacionales de lucha contra la corrupción que bien podríamos aplicarlos no solo en la Corte, sino también en toda la Función Judicial.

Uno de los problemas que acarrea la Corte Nacional de la Justicia desde hace varios es la conformación. El 3 de febrero cuatro jueces terminarán su período y actualmente ya hay seis vacantes. ¿Cómo mira esta situación?

¿Qué hacer mientras avanza el proceso de selección? Bueno, el Consejo de la Judicatura, de lo que conozco por su presidente Álvaro Román, está empeñado en relanzar el concurso, confiemos que sea lo más pronto posible, respetando a raja tabla el procedimiento de selección.

Eso garantizará un proceso con unos resultados positivos. Mientras tanto, hay mecanismos de sustitución. Ya se los aplicó en 2020. Hay que volver a aquello. Es decir, los jueces que faltan serán reemplazados por los conjueces titulares en el número que tenemos en este momento, porque tampoco hay todos los conjueces suficientes.

En caso de faltar algún conjuez, se podría recurrir a la designación de conjueces temporales. El presidente del Consejo de la Judicatura también lo señaló en esa línea. Podrían hacer un proceso de selección entre jueces de corte provincial y tribunales distritales.

Finalmente, en el último tiempo se ha hablado mucho de volver a reestructurar la justicia a través de una consulta popular. Por ejemplo, eliminar la Judicatura o caminar a hacia un sistema de jurados. ¿Cómo ve usted estas posibilidades?

Hay que hacer ajustes al modelo. Personalmente, creo que el Consejo de la Judicatura puede modificarse. Hoy por hoy, el órgano administrativo tiene muchas prerrogativas que en muchos casos se han visto evidenciadas en decisiones, desde mi punto de vista, equivocadas.

Personalmente, yo creo que sí. Creo que hay que hacer una reforma profunda a la integración del Consejo de la Judicatura. Posiblemente, recurrir a representación de colegios profesionales, de la academia. Además, la selección de los jueces nacionales no debería estar en manos del Consejo sino de un cuerpo colegiado designado de otra manera.

Por:  PRIMICIAS