Opinión

¡IUS PRIMAE NOCTIS !

Antonio Palacios Frugone/Guayaquil

 

Pareciera que este articulo estuviera dirigido a los señores feudales de la edad media, donde los privilegios eran desmesurados, cayendo muchos de ellos en el desprecio y subestimación que les tenían a las féminas y a todo ser que tuvieran por delante que no sea de su mismo estatus, teniendo estos señoritos, derechos sobre aquellas mujeres que iban a contraer matrimonio en sus feudos con alguno de sus “siervos”, correspondiéndole al señor feudal el derecho a tener relaciones sexuales con la dama escogida ¡POR SER LA PRIMERA VEZ!

Partiendo de esta pequeña cronología motivada y realizada en épocas pasadas, me viene a la mente, el caso de tres jugadores de futbol profesional de nuestro país, los ¡que!, representando a nuestra patria, tuvieron el exabrupto de, salir a divertirse antes de un encuentro futbolístico, yéndose de juerga a un club nocturno o algo parecido en la ciudad de Nueva York. ¡Omnia consummatum est! Sin embargo, empieza la acción tal cual Poncio Pilato del lavado de las manos para aplicar la sanción correspondiente ante la falta cometida, la Federación Ecuatoriana de Futbol no emite comunicado alguno, lo que origina, se especule, surgiendo opiniones de eminentes comentaristas deportivos, los que hablan del castigo para dichos jugadores, diciendo, que a los mayorcitos por ser reincidentes, creen que no debe volvérselos a llamar a formar una selección de nuestro país, lo que me parece correcto, al tercer involucrado, tanto de dirigentes como de comentaristas, he oído decir que “POR SER LA PRIMERA VEZ “ hay que perdonarlo, ya que teniendo solo diez y seis años, hace que no sepa distinguir el bien del mal,  que con solo una amonestación o hablar con su señora madre, estaría bien para que ella sea la que lo guie o vea lo que más conviene para que hechos realizados con sus compañeros, no vuelva a repetirse.   Al escuchar estas opiniones, me saltó  un hecho espeluznante realizado por un niño de catorce años, es decir menor que el aludido en este artículo, expuesto ante todos nosotros en un video donde se produce un asalto a un medio de transporte, en el que este “niño” mata de la manera más cobarde y malvada al pobre profesional del volante, donde su hija, que se encontraba a su lado, suplicaba para que este asesino no le quite la vida a su progenitor, el “niño” hace caso omiso, con sangre fría, mata al conductor del transporte. ¿Qué pasa si decimos que por ser menor que el menor (del articulo) y ser “LA PRIMERA VEZ” lo dejen libre?, que, por su edad, no distingue el “bien del mal” ¡tremenda barbaridad e irresponsabilidad! de solo pensar sea esa la posición de autoridad competente. Siendo increíble que la pena por ese delito y por ser menor de edad sea de tan solo ocho años de reclusión, los que, reconocido el buen comportamiento en el cumplimiento de la pena, determina que, en tres o cuatro años está listo para reiniciar su actividad, ¿dónde queda la familia de la víctima?, burlados y, sobre todo, cargando el dolor de la ausencia de un ser querido, ¡que por nada! fue sentenciado y ejecutado por solo ¡“UN NIÑO”!

Creo que al señor Páez debe sancionárselo, considero que no tienen que sacarlo de por vida de la selección, la falta cometida sin duda hay que sancionarla, con la no convocatoria a partidos (algunos) de la eliminatoria o el no llamado al evento de la copa américa. ¿Qué pasaría si el ecuador llega a jugar una final de un mundial y en ese momento tengamos dos o tres menores de edad en el equipo y antes del partido, deciden irse de farra, ya que por ser menores y no saber distinguir lo bueno de lo malo lo hagan o simplemente amparados por un perdón anterior ante un hecho similar y por “SER LA PRIMERA VEZ” griten, al ataque D’Artagnan, VAMOS A LA FARRA y al diablo mi País, ¿en la repetición está el gusto?

Les pido a los señores comentaristas, piensen, mediten sus palabras, que estas no sean como aquélla arma de los indígenas de Australia, el boomerang, que, al ser lanzada, retorna al sitio de partida.