Internacional

Italia y Reino Unido expresan necesidad de crear una UE más flexible

Por otro lado, las últimas encuestas sobre la permanencia del Reino Unido en la UE indican una tendencia a favor de la salida.

LONDRES. Italia y el Reino Unido están de acuerdo en la necesidad de reformar la Unión Europea (UE) para ayudar a que el bloque sea más competitivo y flexible, según los ministros de Exteriores de ambos países, Paolo Gentiloni y Philip Hammond, respectivamente.

En un artículo conjunto publicado en el periódico británico «The Daily Telegraph», los ministros creen que la manera de «reconciliar» las distintas visiones que tienen los miembros de la UE sobre el futuro de la Unión es «abrazando» un nuevo modelo de funcionamiento, «basado en la flexibilidad».

Gentiloni y Hammond publican el artículo antes de la cumbre europea de esta semana, en la que el primer ministro británico, David Cameron, insistirá en sus planes de reformas de la UE de cara al prometido referéndum sobre la permanencia o salida del Reino Unido del bloque europeo para antes de que termine el 2017.

«El momento ha llegado para equipar a la UE con políticas e instrumentos más adecuados para los nuevos desafíos internacionales. Necesitamos fomentar una economía competitiva, promover más empleo y aprovechar el potencial del mercado único», señalan.
Gentiloni y Hammond subrayan que sus países pueden trabajar juntos en una serie de reformas que respondan a asuntos como el poder de los Parlamentos nacionales, la competitividad, el bienestar y asuntos como la migración.

Los ministros también señalan que Italia y el Reino Unido han apoyado a lo largo de los años «la paz, la liberad y los derechos humanos, los valores sobre los que el proyecto europeo se ha construido; nuestros dos países han trabajado juntos para asegurar una mayor seguridad y prosperidad para nuestro continente».

«Necesitamos una UE flexible, reformada, en los que los distintos caminos de la integración puedan coexistir con éxito en la construcción de una Europa adecuada para el futuro. Esto es en lo que estamos trabajando juntos para conseguirlo», añaden.

Por otro lado, las últimas encuestas sobre la permanencia del Reino Unido en la UE indican una tendencia a favor de la salida.

Un sondeo de la firma ICM para la campaña «Vote Leave», a favor de la retirada de la UE, indica que excluidos los indecisos, el 50 % de los consultados votaría por quedarse y el otro 50 % por salir.

ICM entrevistó a 2.053 adultos en el Reino Unido a través de la red entre el 11 y el 13 de diciembre.

En tanto, otra encuesta divulgada hoy por la firma Survation señala que el 42 % de los consultados votaría por salir de la UE, el 40 % apoyaría la permanencia del Reino Unido en el bloque, mientras que el resto se mostró aún indeciso.

Survation consultó a 10.000 adultos en todo el Reino Unido el pasado 3 de diciembre.

El mes pasado, Cameron envió al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, una carta con sus planes de reformas, como la inmigración y el mercado único, antes de convocar el referéndum.

Cameron ya ha indicado que quiere proteger la seguridad económica del Reino Unido y convertir a la UE en un bloque más competitivo.

Según el primer ministro, el Reino Unido y otros países que no forman parte de la moneda única deben tener garantizado el acceso al mercado único, Londres debe quedar eximido de una mayor integración europea, la UE debe poner énfasis en la competitividad y se debe restringir el acceso de los comunitarios a las ayudas estatales.

Este último punto es considerado el más polémico porque Cameron pide que los ciudadanos de la UE que quieran residir en el Reino Unido estén obligados a trabajar y pagar impuestos durante un periodo de cuatro años antes de acceder a las ayudas estatales. (Efe/ La Nación)