Internacional

Israel no dará visas automáticas a la ONU, que reiteró su «preocupación» por Gaza

La ONU reiteró este martes su «gran preocupación» por los «continuos bombardeos» israelíes a la Franja de Gaza, que dejaron más de un centenar de muertos desde la Nochebuena, e Israel respondió que no concederá automáticamente visas para funcionarios del organismo por ser «cómplices» del movimiento islamista palestino Hamas.

«Es particularmente preocupante que estos últimos e intensos bombardeos tengan lugar después de que las fuerzas israelíes ordenaran a los residentes al sur del valle de Gaza que fueran al centro de Gaza y a Tal al Sultán, en Rafah», dijo Seif Magango, vocero del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh).

El portavoz recalcó que la Fuerza Aérea israelí habría llevado a cabo «más de 50 bombardeos» en el centro de la Franja entre el domingo y ayer, incluidos ataques contra los campamentos de refugiados de Al Bureij, Al Nuseirat y Al Maghazi.

«Dos bombardeos alcanzaron siete edificios residenciales en Al Maghazi, matando a unos 86 palestinos e hiriendo a muchos más», lamentó, y agregó que «se cree que un número desconocido de personas siguen atrapadas bajo los escombros».

«La cifra de muertos combinada por los bombardeos contra los campamentos de Al Maghazi y Al Bureij ha aumentado al menos a 131, según Médicos Sin Fronteras (MSF), en medio del ahondamiento de una situación humanitaria ya catastrófica», subrayó Magango.

«Todas las rutas que conectan los tres campamentos han sido destruidas, lo que obstruye la entrega de ayuda a los que la necesitan mientras refugios y hospitales operan bajo mínimos y se encuentran sobrepoblados y con escasos recursos», agregó el funcionario, según la agencia de noticias Europa Press.

SIN TELÉFONO NI INTERNET

La compañía palestina de telecomunicaciones anunció un nuevo corte del servicio en la Franja de Gaza, la cuarta desde el inicio de la guerra entre Israel y el movimiento islamista Hamas el 7 de octubre.

«Lamentamos anunciar una interrupción total de los servicios de telecomunicaciones fijas y de internet (…) en la Franja de Gaza, debido a la continuación de la agresión», indicó la empresa Paltel en un comunicado.

Agregó que sus equipos técnicos «trabajan para restablecer los servicios a pesar de las peligrosas condiciones del campo. Que Dios los proteja y proteja a nuestro país», según el mensaje difundido a través de la red social X (antes Twitter).

El último corte de servicios, a mediados de noviembre, fue debido a la falta de combustible. Las autoridades israelíes consideran que este es un producto con alto riesgo de doble uso -civil y militar- que podría beneficiar a Hamas, por lo que impide o limita su entrada a la Franja de Gaza.

Asimismo, reiteró la advertencia de la oficina encabezada por Volker Türk acerca de que «todos los ataques deben ceñirse de forma estricta a los principios del derecho internacional humanitario, incluidos los principios de distinción, proporcionalidad y precaución».

Por otra parte, Israel anunció que dejará de conceder de manera automática visados a los empleados de la ONU al considerar que la organización está siendo «socio cómplice» del movimiento islamista palestino Hamas al no condenar las tácticas que supuestamente está utilizando la milicia palestina durante el conflicto.

El vocero de la oficina del primer ministro de Israel, Eylon Levy, acusó a la ONU de encubrir las tácticas de Hamas al no condenar los ataques que supuestamente está dirigiendo desde los hospitales, o el robo de ayuda humanitaria.

«Al no condenar a Hamas por secuestrar ayuda, al no condenarlo por librar la guerra desde hospitales, han sido socios cómplices de la estrategia de escudo humano», dijo Levy en un vídeo publicado en su cuenta de X (antes Twitter).

Por ello, Levy anunció que Israel analizará caso por caso cada una de las solicitudes de visado que lleguen desde Naciones Unidas, una decisión que erosiona aún más una relación, que comenzó a enturbiarse cuando el secretario general António Guterres endureció su mensaje ante el aumento de los muertos en Gaza.

Fuente: TÉLAM