Opinión

Isabella Weems

Actualmente tiene 17 años, pero su andadura por el mundo de los negocios comenzó cuando tenía 14 años.

La joven chica se preparaba para celebrar su cumpleaños número 16 y como regalo quería un auto usado, pero sus padres le manifestaron que no iban a financiarle el regalo y si realmente lo quería debía conseguir el dinero por su cuenta, así que le sugirieron iniciar un negocio.

Isabella tomó 350 dólares que había ganado y ahorrado ofreciendo sus servicios como niñera, y así inició en 2010 un negocio de venta de joyas. El dinero lo usó para ir a mayoristas y comprar los implementos con los que empezó a fabricar las joyas que posteriormente vendería de todas las formas posibles: a través de tiendas, organizando fiestas y vendiéndolas directamente.

El negocio lleva por nombre Origami Owl y en el año 2011 generó cerca de $280.000. Para el 2012 el crecimiento del negocio fue realmente interesante y los ingresos alcanzaron los 24 millones de dólares. Para este año, la chica proyecta ingresos de 250 millones de dólares.

El modelo de negocios bajo el cual funciona Origami Owl combina un sistema multinivel con una estrategia consistente en fiestas privadas organizadas por diseñadoras independientes que como anfitrionas reciben regalos, descuentos y un porcentaje de ganancias de las ventas realizadas.

Es importante mencionar que Isabella siempre ha contado con el apoyo de sus padres y de otros miebros de su familia. Este es tal vez uno de los elementos clave en el éxito de su negocio.

Fuente: Negocios y Emprendimientos.