Opinión

Irresponsabilidad criminal…

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

El hundimiento de una pequeña embarcación de turismo en el archipiélago de las Galápagos pone en esta semana en primera plana de los medios y las redes, ésta trágica noticia que cobró la vida de cuatro personas….

La semana pasada fue el crimen de una joven mujer, esposa y madre cuyo cadáver clama por sanciones en contra del autor material, cómplices y encubridores. Ahora parece que los dardos apuntan a la autoridad marítima, por no exigir de todas las embarcaciones que transportan pasajeros o se alquilan para turismo entre islas, o de esas otras embarcaciones que hacen turismo de avistamiento de ballenas en las costas del continente, que se cumplan con todos los protocolos de seguridad, chalecos salvavidas, radios, botes salvavidas inflables, que el capitán y tripulación tengan credenciales legítimas emitidas por la autoridad marítima, obligación de zarpe, etcétera…

Pero deliberadamente se obvia la responsabilidad de los armadores y los operadores de turismo, de contratar personal calificado y certificado para sus operaciones, tener las embarcaciones en perfecto estado de funcionamiento, combustible hasta de reserva, agua, y no exceder en ninguna circunstancia, el peso de carga que pueda poner en riesgo la flotabilidad de la embarcación…

Ahora resulta que el capitán de la embarcación naufragada no tenía papeles, su matrícula de capitán es falsa, no conocen su nombre y se encuentra prófugo…

Es decir, alguien nos quiere ver la cara de estúpidos, en un círculo cerrado en dónde todos se conocen, en dónde huir de la isla es imposible salvo que lo haga con la complicidad de otra embarcación y se haya ido en otra embarcación escondido a otra isla, no puede esfumarse del archipiélago, lo que debería motivar la cacería y captura de este delincuente, así como del armador que lo contrató y no me vengan con el cuento de que confiaron en la autenticidad de los documentos… y la capitanía de Santa Cruz tampoco verifica los documentos y la lista de los tripulantes y del capitán? así como la obligación de verificar la lista de pasajeros precio al embarque en el muelle, dónde incluso pagan una tarifa por el uso del muelle a las autoridades municipales, y Turismo que tiene que decir?

Éste no es un caso fortuito, la tragedia es el cúmulo de irregularidades, omisiones e irresponsabilidades de muchos actores, y la FISCALÍA debe sancionar tanto a los funcionarios públicos que debieron cumplir con su obligación como autoridades marítimas, a los armadores, empresa de turismo, la falta de seguros porque hasta ahora no conozco si van a indemnizar a los familiares de las víctimas, a los pasajeros que perdieron sus bolsos, documentos, dinero, y sufrieron daños sicológicos, o es que la vida de dos ecuatorianos y de dos extranjeros no es valiosa, y la imagen de santuario y régimen protegido de las islas Galápagos vale tres cantimploras?

Presidente destituya a los ineptos si lo son, y a los cómplices porque también hay vacunas por debajo de la mesa, para que operen piratas sin importarles un carajo la vida de las personas que transportan e ingenuamente confían en la pericia, controles y buenas condiciones mecánicas de las embarcaciones…

Semper Fi.