Opinión

Irracionalidad…

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil.

 

El adagio popular que reza: hay quienes nacen con estrellas y otros estrellados, parecería jugar un rol fatal en nuestra clase dirigente, que se encuentra de repente con espacios de poder, juegos del destino, produciendo en muchas de estas afortunadas personas cosas buenas así como malas…

El caso tanto de Lasso como de Noboa Azin, son dos ejemplos de personajes, a los que la vida les entregó una oportunidad, sin haber estado preparados y organizados, para asumir con eficiencia, eficacia y compromiso, la compleja y altísima responsabilidad de administrar un Estado…

A Lasso le costó por tres ocasiones luchar por querer ser Presidente, escribió un libro de qué hacer si la vida o el destino le daba la oportunidad de ser elegido Presidente, ofreció ante notario público y de boca de él mismo, el oro y el moro…, cuál fue el resultado de su gestión, la conocemos la mayoría de ecuatorianos, sin necesidad de que yo exprese mi juicio de valor.

Falta mucho por escribir en la historia de este pobre rico banquero, así invite a jóvenes pedazos de pizza, café, sándwiches, para vender una buena versión de los 900 días que estuvo al frente del gobierno, pero los escándalos de corrupción, falta de liderazgo, decisión, compromiso para construir ese otro Ecuador posible y de oportunidades, la opinión generalizada es que ha sido otro farsante y pelele mandatario, cuyo único interés fue hacer enormes negociados, colgar su retrato en el salón amarillo, creerse amigo de líderes mundiales, etcétera, etcétera.

Ahora tenemos un sucesor en esta etapa de transición, que se encontró con la presidencia, también sin un equipo, sin organización, quizás y no puedo excluir de este pequeño análisis, buenas intenciones…

No estando preparado, y teniendo debilidades que en la vida privada son cuestionables, en lo público son intolerables, sus errores trascienden ante necesidades y episodios urgentes por ser resueltos…

Yo no puedo confirmar lo que es vox populi, de que Carondelet se ha convertido en una discoteca, una cantina sofisticada, con un grupo íntimo y selecto de jóvenes arrogantes, aniñados, custodiados por leales miembros de la casa Presidencial, para cuidarlos y blindarlos de los ojos y lenguas de sapos y culebras.

Así como Pepe Serrano denuncia que se gastó $50k en una estadía en Madrid en un día, hay otros que manifiestan que el Joven Presidente es un Casanova de altísima fogosidad, que tiene a la pobre Lavinia, tejiendo telas peores que Penélope, esperando a Ulises, en la Odisea de Homero…

Viviendo como vivimos en conflicto interno, ciertamente que las esperanzas de que un joven y fuerte sucesor, supuestamente inteligente, preparado, sin necesidad de robar porque tiene y le sobra plata, como dice el pueblo, haría un gobierno 180 grados diferente al del banquero fracasado, que habría un cambio radical y un combate frontal a lo pernicioso y corrupto del sistema…

Pero debo reconocer, y ojalá yo esté equivocado, que como van las cosas, podría este gobierno de transición ser peor que el principal, el de Lasso…

Para nada soy anti Noboa, pero siendo mi derecho como ciudadano, exigir cuentas a quien nos gobierna, lo mínimo que debe explicarnos Daniel Noboa, cuáles han sido los resultados de sus viajes, la agenda de los mismos, cuánto le costó al país esos viajes, etcétera…

Y aquí hago un llamado a las Fuerzas Armadas, ellas se deben al país, y si se cometen irregularidades por parte de cualquier mandatario, su obligación es denunciar tales hechos, caso contrario todos son cómplices y alcahuetes.

Ahora circula una denuncia en PRIMICIAS, que una empresa privada integrada por familiares directos del Presidente Noboa Azin, ha celebrado un contrato por 156 millones de dólares para entregar alimentos a niños…

¿Pueden darse estos tipos de contratos que ofenden la moral pública, revelan conflictos de intereses, sin que nadie se escandalice: CONTRALORÍA, FISCALÍA, ASSOCIATAS, etcétera?

¿Dónde está la moral pública de la opinión pública?

Dejaron a Carondelet como la «jaula de las locas» ¿en qué se convertirá ahora: discoteca, motel, u otras vergonzosas cosas?

No, Presidente Noboa Azin, lo sentamos a usted en Carondelet, para que haga bien las cosas, para que escoja a los mejores ecuatorianos de verdad, para que integren su gabinete y cuerpo de asesores, para que los 24/7 días, esté dirigiendo al país en Quito, y en todo el territorio nacional, deje a un lado sus negocios e intereses particulares, cuestión que usted parece tener como prioridad, postergando los intereses nacionales, lo que rechazamos y protestamos enérgicamente, Sr. Noboa.

Mejor sería que siga en sus negocios, llévese a sus amigos a sus empresas, cuelgue su retrato en Carondelet, y olvídese de este país que le apesta, lo hace sentir mal y no le calza.

Querremos patriotas y ejecutivos de primer nivel, que asuman con responsabilidad y honestidad sus cargos, y que entreguen hasta sus vidas por el bien común, si esto es demasiado pedir para usted, señor Noboa, que le vaya bonito con la bendición de Dios.

Semper Fi.