Internacional

Irán y Venezuela proponen la paz mundial y defienden el derecho a la soberanía de los pueblos

Al respecto de la nueva coyuntura política que atraviesa la región, el Presidente Nicolás Maduro, indicó que América Latina está enfrentando una arremetida del capitalismo financiero internacional a través de métodos de guerra no convencional, emplean “la guerra económica y la desinformación para acabar con la voluntad de nuestros pueblos”.

Margarita (Venezuela).- En el inicio de la XVII Cumbre del Movimiento de Países No Alineados, los mandatarios de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Irán, Hasán Rouhaní, defendieron la autodeterminación de los pueblos del mundo y propusieron la paz mundial a través de nuevos reglamentos internacionales y de la participación masiva de los países en vías de desarrollo.

En el evento participan representantes de 127 países. El Presidente de Irán entregó la presidencia a Venezuela, con la finalidad de delinear acciones conjuntas entre África, Oceanía, Medio Oriente y América Latina.

El presidente Maduro indicó que “es necesario una nueva refundación del sistema de Naciones Unidas para retomar los nuevos desafíos frente al orden económico y político a escala global”. Además se refirió a la democratización de la información y la comunicación, como una medida que permite incluir las voces y las realidades sociales de los pueblos del mundo.

Al respecto de la nueva coyuntura política que atraviesa la región, el Presidente Nicolás Maduro, indicó que América Latina está enfrentando una arremetida del capitalismo financiero internacional a través de métodos de guerra no convencional, emplean “la guerra económica y la desinformación para acabar con la voluntad de nuestros pueblos”.

Por su parte, Hasán Rouhaní mencionó que para alcanzar a paz mundial es necesario seguir nuevos lemas: “Ni el Occidente ni el Oriente, es necesario una diversidad de voces”.

Rouhaní compartió la tesis con su homólogo venezolano, de que los medios de comunicación internacionales han satanizado la figura de los países que encabezan actos libertarios y dijo que “al contrario de las imágenes que se están creando, siempre hemos encausado a la dignidad de los movimientos justos del mundo, la diversidad y la justicia”.

Además atribuyó la responsabilidad de los conflictos armados en el Medio Oriente a las potencias que dirigen los organismos internacionales. “Las grandes potencias no han solucionado los problemas mundiales, solo han empeorado la guerra, el hambre, la mendicidad y la división en el mundo, incluso han participado en las contiendas bélicas que se viven el día de hoy”, enfatizó Rouhaní.

Ambos Presidentes coincidieron en que la declaración de Margarita debe sustentar la soberanía de los pueblos del mundo, generar un diálogo abierto e incluyente, y luchar por un nuevo reordenamiento de la economía y la política a escala global.  El Ciudadano