Internacional

Irán se resistirá a las “demandas excesivas” sobre su programa nuclear

Teherán asegura que está enriqueciendo uranio, sólo como combustible de sus centrales nucleares y que ese es un derecho soberano.

VIENA.  Irán dijo que resistirá la presión de las potencias de Occidente para hacer concesiones sobre su programa nuclear que considere excesivas, poniendo de relieve los obstáculos que podrían impedir un acuerdo histórico con la república islámica antes de la fecha límite establecida el 24 de noviembre.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, declinó hacer predicciones ante lo que llamó una “semana crítica”, durante la cual negociadores de Irán y seis potencias mundiales intentarán terminar con una disputa que ya se alarga durante 12 años sobre las actividades nucleares de Irán, y disipar así el temor a una nueva guerra en Oriente Medio.

En cualquier caso, las autoridades iraníes y occidentales han dicho que es difícil alcanzar un acuerdo antes de la fecha límite autoimpuesta, por lo que una extensión del plazo es la salida más probable.

“Es imperativo, obviamente, que Irán colabore con nosotros en todos los esfuerzos posibles para probar al mundo que su programa nuclear es pacífico”, dijo Kerry en su visita a Londres.

Su homólogo británico, el secretario de Relaciones Exteriores Philip Hammond, fue moderadamente optimista: “Creo que se puede llegar a un acuerdo”, dijo después del encuentro con Kerry, aunque añadió que “Irán debe mostrar más flexibilidad si queremos tener éxito”.

Los seis países negociadores , Francia, Irán, China, Rusia, Alemania, Estados Unidos y Gran Bretaña  quieren que Irán reduzca su capacidad para refinar uranio de modo que se tarde mucho más en producir los materiales necesarios para una bomba nuclear en caso de quererla construir.

La agencia de noticias iraní IRNA citó al ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, a su llegada a Viena para un encuentro: “Estamos aquí para encontrar una solución que respete los derechos nacionales de Irán, y acabe con las legítimas preocupaciones de la comunidad internacional”.

Sugirió que un acuerdo era posible “si hay voluntad política de la otra parte para resolver el problema”, y dejó claro que Irán “se resistirá a las demandas excesivas”. (Reuters/ La Nación)