Internacional

Irán reclama a potencias nucleares en encuentro en la ONU

Los estados sin armas nucleares se quejan de que se han dado muy pocos pasos hacia el desarme atómico.

NACIONES UNIDAS. Irán pidió que los países que poseen armas nucleares desechen cualquier plan para modernizar o extender la vida útil de sus arsenales atómicos, y calificó a Israel de ser una amenaza para la región debido a sus supuestas reservas nucleares.

En un discurso en nombre del Movimiento No Alineado de 120 naciones, el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, dijo a los firmantes del Tratado de No Proliferación Nuclear de 1970 (TNP) que no debería haber límites a la transferencia de tecnología y de conocimiento entre ellos.

“Instamos a los estados con armas nucleares a cesar inmediatamente sus planes para invertir más en modernización y extensión de la vida útil de sus armas atómicas e instalaciones relacionadas”, dijo Zarif al inicio de una conferencia sobre el TNP, que apunta al desarme atómico mundial.

“Las reducciones en despliegues y en estatus operativos no pueden sustituir recortes irreversibles, y la total eliminación, de las armas nucleares”, agregó Zarif.

El ministro dijo además que Irán y las otras 117 naciones no alineadas que son parte del TNP están “profundamente preocupadas por las doctrinas militar y de seguridad de los estados con armas nucleares, así como también de aquellos de la Organización del Tratado del Atlántico Norte”, que según manifestó permiten el uso, o amenaza de uso, de armas atómicas.

Los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas firmaron el TNP como estados con armas nucleares aunque el pacto los insta a negociar la reducción y finalmente eliminación de sus arsenales.

Los estados sin armas nucleares se quejan de que se han dado muy pocos pasos hacia el desarme atómico.

Irán, acusado por las potencias occidentales de desarrollar capacidad para crear armas nucleares bajo la apariencia de un programa civil, asegura que sus ambiciones atómicas son totalmente pacíficas. (Reuters/ La Nación)