Opinión

INVESTIGACIÓN PROFUNDA.

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

 

 

Los allanamientos en las diferentes ciudadelas de Guayaquil, Samborondón, Daule, y otras localidades del País, persiguiendo narcotraficantes, bodegas, caletas, y seguramente también podrían esconder enormes sumas de dinero, como en efecto se encontró en la ciudadela Riveras del Batan, en la residencia del narcotraficante “Leandro el Patrón Norero», pone en evidencia, que una de las formas más clásicas de lavar dinero, es en la industria inmobiliaria.

Ha sido casualmente por culpa del lavado del narcotráfico y de la corrupción, que se disparó hace muchos años, el precio del metro de construcción, hay supuestas construcciones por encima de los $2000 el metro cuadrado, en edificios incluso en planos, ni siquiera están construidos, y ninguna autoridad sea: UAFE, SRI. FISCALÍA, le exigen a los promotores y empresas inmobiliarias, transparenten los dineros que invierten, crucen su información con el sistema bancario, órganos de control, etcétera…no lo hacen porque hay ropa tendida, trapos sucios, y en esas empresas existe una anormal confidencialidad… que no es más que un blindaje mafioso, para los prósperos constructores que antes eran chiros desempleados o hijitos de papá y mamá…

Igual sistema de lavado se mueve en la industria de compra y venta de vehículos, en donde juegan un rol bastante importante los notarios, nuevamente los Bancos, etcétera…

Para todas luces siempre vamos a encontrar que los Bancos, son las principales empresas de lavado y blanqueo tipo «martinizing» que gozan de total impunidad y la Superintendencia de Bancos, no ve, oye, ni dice absolutamente nada. Presentan balances truchos, no se efectúan auditorías forenses profundas y que vivan las ganancias en blanco y en negro de la Banca y el sistema financiero.

Así que cuidado con las nuevas amistades y conocidos de las urbanizaciones, edificios y barrios en que viven, mañana podrían verse envueltos en algún caso de investigación de narcotráfico y/o lavado de activos, corrupción, etcétera.

Semper Fi.