Actualidad

Inundaciones dejan sin clases a miles de estudiantes en la Costa

En el patio de la Escuela de Educación básica Oswaldo Vásconez Arguello, del cantón Daule, un vecino puso redes en el patio para ver si logra atrapar algún pez. Como este plantel, el nivel de agua generado por las inundaciones deja sin clases a miles de estudiantes que debían iniciar el año escolar en la región Costa.

Es que está unidad educativa que atiende a los niños del recinto Bramaderos tiene inundado un bloque de aulas, medio patio y el sector de los baños.

Según el calendario que consta en el periódico mural de la parte seca de la escuela, se tenía previsto iniciar el año lectivo 2023-2024 el lunes 24 de abril. Pero no pudo ser, la inundación postergó el reencuentro de los niños con sus maestros, los libros y el conocimiento.

Evidencia de escuela inundada

Los vecinos cuentan que la directora de esta escuela de educación básica llegó temprano este lunes. Con su celular tomó fotos videos de la situación para llevarlos al Distrito como evidencia de que los niños no podrán iniciar sus clases.

«Un bloque de aulas está bien, pero los baños están en medio de la inundación y así no se puede», dice Edison, un padre de familia.

El hombre hizo un esfuerzo para que sus hijos tengan uniformes y lista de útiles a tiempo. «Ahora no sabemos nada, pero así no se puede», repite el atribulado progenitor.

Invierno afectó inicio de clases

Se esperaba que 2,5 millones de estudiantes del ciclo Costa – Galápagos vuelvan a las aulas en esta jornada. Según el Ministerio de Educación unos 50 000 no podrán hacerlo debido a los daños causados por el invierno y el terremoto del pasado 18 de marzo.

Imagen aérea de la inundación que afecta un plantel en el cantón Santa Lucía, provincia del Guayas. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO
Imagen aérea de la inundación que afecta un plantel en el cantón Santa Lucía, provincia del Guayas. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Para estos casos, el Ministerio tiene sobre la mesa dos soluciones.

La primera es iniciar el año lectivo bajo la modalidad virtual, tal y como se hizo durante la pandemia. Se volverá a la presencialidad cuando las unidades educativas estén aptas.

La segunda es postergar el retorno a clases unos días, hasta que las aguas bajen y se pueda volver a las aulas de una forma segura.

La inundaciones dejaron sin clases a los estudiantes de distintos planteles en la Costa de Ecuador. Foto: EL COMERCIO
La inundaciones dejaron sin clases a los estudiantes de distintos planteles en la Costa de Ecuador. Foto: EL COMERCIO

La ministra Brown hablaba de tres o cinco días, pero los vecinos de las escuelas inundadas consideran que la normalidad tomará más de una semana.

En lugares como el cantón Santa Lucía, al norte del Guayas, se declaró la emergencia por la inundación causada por el invierno y la apertura de las escotillas de la represa Daule – Peripa.

 

 

El Comercio