Economía

Intervencionismo de EE. UU. condiciona desarrollo de América Latina, afirma experto argentino

BUENOS AIRES, (Xinhua) — El intervencionismo de Estados Unidos en América Latina y el Caribe, expresado a través del apoyo a golpes de Estado y la imposición de planes económicos desde organismos internacionales que controla, ha condicionado el desarrollo de la región, afirmó el sociólogo y analista argentino Marcelo Rodríguez.

“Washington condiciona permanentemente el desarrollo regional. Todo intento medianamente autónomo que se haya propuesto o se proponga en nuestros países, choca con la presencia de los intereses imperialistas estadounidenses”, dijo el experto en entrevista con Xinhua.

El director del Centro de Estudios y Formación Marxista (CEFMA) “Héctor P. Agosti” de Argentina sostuvo que “Estados Unidos aspira a que la región quede en estado de dependencia y estancada”.

“Nuestra región ocupa un lugar central en el esquema político, económico y cultural del imperialismo norteamericano, es fundamental para el sostenimiento de su influencia a nivel global”, expresó el también miembro de la Comisión Política del Partido Comunista de Argentina.

Rodríguez señaló que “ya desde el año 1823, al dar a conocer la Doctrina Monroe, conocida como ‘América para los americanos’, queda clara la importancia que asigna Washington a nuestra región dentro de su esquema de poder imperialista”.

“El intervencionismo de Estados Unidos se expresa en las políticas llevadas adelante por organismos como el Fondo Monetario

Internacional (FMI), controlado por Washington, en el apoyo a golpes de Estado y a procesos de desestabilización contra gobiernos que no se alinean automáticamente con sus deseos”, dijo Rodríguez.

Añadió que “esas políticas se sustentan en las más de 70 instalaciones militares que el imperialismo estadounidense tiene en América Latina y el Caribe”.

También mencionó que “algunos ejemplos son el bloqueo criminal a Cuba, los permanentes ataques a Venezuela y Nicaragua, y los procesos de desestabilización contra Manuel Zelaya en Honduras y contra Fernando Lugo en Paraguay”.

“También hay que recordar la destitución de Dilma Rousseff en Brasil, el golpe de Estado en Bolivia contra Evo Morales, los ataques a los Gobiernos de Rafael Correa en Ecuador, y a los de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner en nuestro país”, agregó Rodríguez.

El analista argentino señaló que los condicionamientos no son sólo políticos, ya que también tienen una arista económica.
“Los préstamos del FMI son uno de los mecanismos más utilizados para sostener la dependencia de países como Argentina. No es sólo el monto adeudado y los ajustes necesarios en la economía para hacer frente a los pagos. Los acuerdos imponen también medidas políticas y jurídicas que condicionan cualquier intento de autonomía”, explicó.

Rodríguez subrayó que las condiciones del FMI históricamente están centradas en controlar la inflación y el déficit fiscal a través del “enfriamiento” de la economía, la reducción del “gasto” social en educación y salud, y un constante pedido de flexibilizar las condiciones de trabajo.

“Ello significa precarizar a los trabajadores y un ataque sobre los derechos laborales adquiridos”, afirmó.

El experto aseveró que la presión ejercida en todos los ámbitos para cumplir con la deuda externa como prioridad, sigue siendo, sobre todo, una forma de impedir todo proceso de desarrollo autónomo regional.

“Estados Unidos entiende que tener control sobre la región es condición indispensable para mantener su poder a nivel mundial. Por ello, la consigna ‘¡Fuera yanquis de América Latina!’ expresa el repudio a las políticas estadounidenses y busca propiciar la segunda y definitiva independencia de nuestros países”, enfatizó.

 

 

Bienvenido a la plataforma de servicios Xinhua (xinhua-news.com)