Economía

Internas recogieron su segunda cosecha de huertos orgánicos con capacitación de la Prefectura

A través de la labor conjunta entre el Gobierno Provincial del Guayas y el Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos del Ecuador, 30 internas del CRS Femenino de Guayaquil fueron capacitadas en conceptos básicos de agricultura.

“Es muy motivante, más que una tarea se ha convertido en nuestra distracción”, comentó Vilma, al tiempo que mostraba todo lo que ella y sus compañeras han logrado durante los más dos meses que duraron las capacitaciones. Se trata de los huertos orgánicos en los que trabajan alrededor de 30 internas del Centro de Rehabilitación Social (CRS) Femenino de Guayaquil y que obtuvo su segunda cosecha, de aproximadamente 85 libras.

Fréjol, remolacha, cilantro, cebollín, pimiento y col se obtuvieron durante la jornada, que estuvo cargada de satisfacción, alegría y orgullo. “Miren lo que han logrado con esas manos maravillosas… Seguimos cosechando esfuerzos”, manifestó la viceprefecta Mónica Becerra, quien recorrió los canteros junto a las entusiastas mujeres y varias autoridades.

Gina Godoy, coordinadora de la Zona 8 del Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos del Ecuador; Gabriela Moreno, coordinadora del CRS; Pablo Proaño, director de Productividad y Desarrollo; y Shirley Astudillo, directora de Equidad Social y Género; acompañaron a la autoridad provincial durante la actividad.

A través de la Dirección de Productividad y Desarrollo de la Prefectura del Guayas, en un trabajo coordinado con el Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos del Ecuador, las personas privadas de la libertad (PPL) han aprendido distintos conceptos agrícolas, que van desde la elaboración de canteros con materiales reciclados, preparación de abono orgánico, siembra de semillas y plántulas, hasta el cuidado, extracción de maleza y recolección de frutos.

Las PPL coincidieron en que las enseñanzas no solo les servirán para cuando salgan del Centro, el trabajo diario en el huerto las ha ayudado a salir de la rutina. “Nos quita el estrés, nos hace olvidarnos de nuestros problemas”, expresó Perla, una paraguaya de 28 años.

Para la viceprefecta Becerra, la experiencia compartida ha sido uno de los más gratos recuerdos que guarda; además dijo sentirse en deuda con ellas, pues había prometido entregarles gorras para protegerse del sol. Cumpliendo con su palabra, entregó kits que también incluyeron camisetas y vasos. Asimismo, les hizo llegar a cada una de las participantes del programa certificados de asistencia.

“Estamos para servir a la ciudadanía guayasense, sin importar en dónde se encuentre. Tratamos de brindarles la oportunidad de aprender otra actividad productiva y reinsertarlas a la sociedad”, destacó.

Fanny Bone, a quien denominan ‘la lideresa del huerto’ aseguró que “los técnicos nos han enseñado cómo utilizar los espacios, tanto así que el proyecto no se va a quedar solo en esto, va a crecer hasta allá”, dijo señalando un espacio contiguo de alrededor de 450 m2.

La coordinadora de la Zona 8 del Ministerio de Justicia, Gina Godoy, expresó su “agradecimiento infinito a la viceprefecta Mónica Becerra por hacernos parte de esta gran oportunidad con la que las chicas pueden generar nuevos emprendimientos, además de ayudarnos a proporcionarles una alimentación adecuada. De eso se trata, de trabajar en conjunto en este gran proceso de rehabilitación”.

Otra de las emprendedoras mujeres es Jessica. A ella le gusta el tejido a crochet y muy poco la jardinería, pero señaló que “gracias al cuidado de estas plantas, nos han enseñado cómo ser útiles mientras permanecemos aquí adentro (del Centro), y es un incentivo para quienes queremos salir adelante”.

Luego de cosechar los vegetales, las PPL entregaron la producción a la cocina. Los alimentos, preparados con los productos orgánicos, son dirigidos principalmente a los niños que permanecen junto a sus mamás hasta la edad de hasta 3 años.

La meta de las internas, a más de ampliar su huerto, es preparar bandejas con atados de verduras para vender a las propios familiares y amigos que visitan el lugar y así, obtener recursos y comprar suministros. (PREFECTURA DEL GUAYAS/LA NACIÓN)