Economía

INTERNACIONAL: Arroz biofortificado con mayor vitamina B1

Un arroz biofortificado es el avance más reciente en este cultivo tan importante para la canasta familiar de América del Sur.

El equipo de investigación de la Universidad de Ginebra (UNIGE), en colaboración con ETH Zurich y la Universidad Nacional Chung Hsing (NCHU) de Taiwán, ha logrado el desarrollo de arroz biofortificado con niveles mejorados de vitamina B1, un paso más hacia la mejora nutricional de uno de los alimentos más consumidos a nivel mundial.

La vitamina B1, también conocida como tiamina, es esencial para la salud humana, pero las dietas basadas en arroz pueden resultar deficientes en esta vitamina clave, lo que hace a los consumidores propensos a enfermedades graves del sistema nervioso y cardiovascular.

Gracias a esta investigación no solo se logró aumentar el contenido de vitamina B1 en el arroz, sino que también se pudo mantener estable el rendimiento agronómico del cultivo, ofreciendo una solución efectiva a un problema de salud pública en regiones donde el arroz es el alimento básico.

El camino exitoso del arroz biofortificado

Cuando se habla del arroz como alimento básico se hace referencia a países tropicales de Asia, América del Sur y África. Sin embargo, sin importar el lugar de siembra ni consumo, los granos de arroz son bajos en vitamina B1 en comparación a la vitamina K o E, y los pasos de procesamiento como el pulido (es decir, quitar el salvado rallando las capas exteriores) la reducen aún más, llevándose consigo el 90%. Fue así como el equipo de Teresa Fitzpatrick, profesora titular del Departamento de Ciencias Vegetales de la Facultad de Ciencias de UNIGE, se enfocó en mejorar el contenido de vitamina B1 en el endospermo del arroz, el tejido nutritivo comestible y centro de la semilla que representa el 85% de su peso.

Arroz biofortificado_estructura del arrozFuente: https://fitia.app/es/aprende/articulo/arroz-blanco-o-integral/

Después de años de investigación y el cultivo experimental entre 2022 y 2023, lograron desarrollar variedades de arroz que, luego de cosecharlos y pulirlos, multiplican por 3 a 4 los niveles de vitamina B1 en comparación con el arroz convencional.

Lo más impresionante es que este aumento no afecta el rendimiento del cultivo, lo que significa que esta innovación es tanto efectiva como sostenible. Esto abre la puerta a la biofortificación de otras variedades de arroz e incluso otros cultivos.

Arroz biofortificado clave para la salud pública

En cuanto a la cantidad de vitaminas que se consumen, la mayoría no pueden ser producidas por el cuerpo humano y deben ser aportadas por la dieta. Según cifras del estudio, la insuficiencia de tiamina es un importante problema de salud pública en los países asiáticos. Por ejemplo, en Camboya, entre el 27% y el 100% de los bebés y las mujeres tienen deficiencia de esta vitamina, lo que representa hasta el 45% de las muertes de niños menores de 5 años.

arroz biofortificado

En este avance, que ya tuvo pruebas en campo satisfactorias, el estudio concluyó que un plato de 300 gramos de arroz aporta alrededor de un tercio (0.4gm) de la ingesta diaria recomendada 1.2 gm de vitamina B1 para un adulto, más alta en comparación a la quinta parte (0.12gm) que aporta el arroz convencional. El próximo paso hacia el objetivo de plantas biofortificadas con vitamina B1 será aplicar este enfoque en variedades preferidas por los consumidores.
Por ahora, esta hazaña científica ofrece una nueva esperanza para millones de personas que dependen del arroz como su principal fuente de alimento, mostrando cómo la ciencia puede marcar la diferencia en la lucha contra la malnutrición. ¡El futuro de la alimentación sana y equilibrada está más cerca que nunca!