Actualidad

Interceptación telefónica y versión de funcionario, claves para vincular a Virgilio Hernández a proceso por rebelión

Informes de seguimiento (que se denominan progresivos) obtenidos a través de interceptaciones telefónicas, tuits y una versión tomada luego del allanamiento a la Prefectura de Pichincha le sirvieron el martes al fiscal provincial de Pichincha, Alberto Santillán, para pedir la vinculación y la prisión preventiva del secretario de la Revolución Ciudadana (RC), Virgilio Hernández, en el proceso que investiga el delito de rebelión.

Entre la información presentada como elemento de convicción estaban varios datos que fueron expuestos el 15 de octubre pasado, en la audiencia de formulación de cargos contra la prefecta de Pichincha, Paola Pabón, Christian G. y Pablo D.

Aquel día Santillán describió un tuit de Hernández en el que decía que el gobierno de Lenín Moreno tenía una disyuntiva: “Se cae el paquetazo o se cae el Gobierno”. También recordó que en el progresivo 10 del expediente constata que el exlegislador se comunicaba con un interlocutor identificado como Roberto, quien le dijo que ya le pasa a la jefa, que se hablaba de reunirse en la Prefectura de Pichincha.

Ocho elementos de convicción que sirvieron a Fiscalía para vincular a Virgilio Hernández por el delito de rebelión
Pero para la audiencia de vinculación del pasado martes, el fiscal incorporó otros progresivos que registraban conversaciones de Hernández en las que hacían mención a la toma de la Asamblea; a que el lugar más seguro para reunirse era la Prefectura; y que Virgilio Hernández pide a la gente en todo lado que se paren bien.

Incluso se hizo referencia a una conversación por celular del exlegislador con alguien identificado con las siglas HD o Edwin Oña, interceptada el 9 de octubre a las 17:23. Ahí el interlocutor de Hernández le pide que le confirme si el presidente Moreno estaba en el Fuerte Militar de La Balbina, como indicaban en redes sociales.

Hernández ha dicho que la justicia investigue lo que quiera, que nada de lo que se dice en este caso es verdad o podrá ser probado. Él dice ser un perseguido político.

“Le hemos dicho al país que somos opositores, que creemos en la democracia, que no concebimos enemigos políticos, sino que creemos en adversarios y con los adversarios hay reglas democráticas. Nos buscan aniquilar porque nos conciben enemigos políticos”, sostuvo Hernández, quien se encuentra recluido desde la madrugada de ayer en la Cárcel 4, de Quito.

Versión de funcionario de Prefectura

En la audiencia de vinculación, la Fiscalía dio a conocer la versión de Germán Terreros, un funcionario de la Prefectura de Pichincha que dijo tener a cargo la seguridad, el transporte y la reparación de vehículos. Terreros contó que una vez posesionada, la prefecta Paola Pabón ordenó desconectar el sistema de seguridad del piso 21 del edificio, adonde supuestamente a través de la planta baja subían Virgilio Hernández, Gabriela Rivadeneira, José Tuárez. Luego, el ingreso era por el parqueadero, donde habría visto a Hernández antes de las protestas del 2 de octubre. (I)

 

 

 

EL UNIVERSO