Ciencia

Instituto Pasteur lanza su programa de investigación

El investigador afirmó que estudios preliminares señalan que se tratan de pequeñas mutaciones, “algo siempre predecibles en cualquier virus”, subrayó.

HONG KONG. El Instituto Pasteur de París presentó en Hong Kong su ambicioso programa para recaudar 120 millones de dólares en cinco años destinados a la investigación y prevención de brotes epidémicos globales, como el ébola.

“Necesitamos crear una estructura sólida a nivel mundial para poder prevenir brotes de enfermedades y detener epidemias como la del ébola”, dijo hoy en Hong Kong Christian Bréchot, el presidente del galardonado instituto al presentar mundialmente la Iniciativa de Salud Mundial Pasteur 2020.

Bréchot citó como clave de esta campaña de recaudación de fondos la necesidad de trabajar desde una perspectiva global mundial, consciente de que epidemias como la vivida con el virus del ébola pueden repetirse en los próximos años.
Sobre este mortífero virus, Bréchot dijo que desde el instituto que dirige se siguen investigando las cepas del virus mutadas en Guinea descubiertas el pasado enero.

“En estos momentos, ninguna mutación identificada es muestra de una nueva preocupación”, agregó.
El presidente del instituto parisino mostró su esperanza en las dos nuevas vacunas desarrolladas para combatir el virus y listas para ser probadas, y esperó que “así podamos seguir adelante con las investigaciones sobre este virus”.

La Iniciativa de Salud Mundial Pasteur 2020 pondrá énfasis en la investigación y la búsqueda de respuestas médicas a virus como el del ébola, el dengue o el de la gripe, así como infecciones como la tuberculosis o enfermedades como la malaria.

El proyecto también jugará un papel importante en la búsqueda de medicamentos contra bacterias y virus resistentes a los tratamientos actuales.

Por su parte, Roberto Bruzzone, al frente del centro Pasteur de Hong Kong, habló sobre la necesidad de mejorar la vacunas contra la gripe, cuya virulencia se ha cobrado esta temporada la vida de 300 personas en Hong Kong, provocando una alerta ciudadana.

“Sabemos que estas vacunas, que se eligen seis meses antes de que el brote haga su aparición, dan un margen de juego importante al virus, por eso nuestro trabajo se debe enfocar en lograr una vacuna lo suficientemente amplia que pueda controlarlo”, dijo Bruzzone. (Efe/ La Nación)