Ciencia

Insomnio, mantener la higiene del sueño por prescripción médica

El insomnio se convierte en el protagonista por su prevalencia y sus consecuencias. Este trastorno del sueño, puede provocar depresión, hipertensión o diabetes.

ESPAÑA. Dormir no sólo es cerrar los ojos. De este simple gesto depende nuestro rendimiento diario y capacidad cognitiva. Por tanto, despertarse en mitad de la noche, antes de que amanezca o sentir que no se ha descansado es el origen de problemas de memoria, ansiedad, depresión u obesidad.

Prevenir estas patologías es dormir. Dejar a un lado compromisos, trabajo y obligaciones para descansar y recuperar todas nuestras capacidades físicas y mentales. Un tarea que elinsomnio dificulta entre un 25 y 35% de la población, de manera transitoria, y a más del 10% de los españoles, de forma crónica.

Detrás de estas cifras, las causas habituales de este trastorno del sueño suelen ser el ritmo de vida actual y el envejecimiento de la población.

Las múltiples causas y sus numerosos síntomas no deben de ser un freno para llegar a un diagnóstico correcto, por su graves consecuencias y, sobre todo, por su relación con otras enfermedades.

El origen primario del insomnio afecta, en su forma crónica, a la calidad de vida. Los déficits cognitivos, de memoria o los trastornos psicológicos que ello genera, se pueden tratar mediante una terapia conductual-cognitiva, a partir del manejo de nuestros hábitos y preocupaciones.

Aunque este tratamiento puede ser una respuesta para cerca del 70% de pacientes con trastorno del sueño, en ocasiones se recurre al tratamiento farmacológico. Sin embargo, ante el aumento del consumo de benzodiacepinas para tratar el insomnio crónico, el experto recuerda que no se deben de consumir más de 12 semanas. Ello se debe a que, además de dificultar el proceso cognitivo por sus efectos sedativos, “las benzodiacepinas aumentan un 51% el riesgo de desarrollar alzhéimer”, añade. (Efe/La Nación)