Economía

Inprolac S.A aspira ampliar sus horizontes comerciales

Tres líneas de la producción se encuentran entre los primeros cinco lugares en la preferencia de los consumidores ecuatoriano.

CAYAMBE. La combinación de los modernos tratamientos de clarificación y pasteurización de la leche con el arte quesero, para ofrecer un producto elaborado a nivel artesanal con los más altos estándares de calidad e higiene y con unas características únicas que lo hacen diferente han logrado que cinco productos lácteos producidos por Inprolac S.A., tengan una gran acogida en el mercado ecuatoriano.

Por ese motivo, la línea de gestión institucional de visitar las diferentes industrias de país con el propósito de conocer su capacidad productiva y sus necesidades específicas, técnicos de la Subsecretaria de Industrias Intermedias de esta Cartera de Estado visitaron está empresa elaboradora de productos lácteos donde constataron los procesos de calidad y la estructura humana-técnica con la que opera.

La firma ubicada en Cayambe, con 25 años de existencia en el aparato productivo nacional, cuenta con una amplia gama de productos lácteos. Para ampliar sus posibilidades productivas, recientemente ha incrementado el área física de su planta y aspira introducir en el mercado leche condensada con rangos óptimos de calidad.

En sus productos utiliza colorantes naturales como el carmín, la mora y endulzantes como la splenda. Observa la normativa de calidad nacional que exige incluir etiquetas de semáforo en sus productos, para que el consumidor obtenga la información adecuada de sus componentes.

La empresa practica principios de seguridad alimentaria, cuenta con una planta de tratamiento de aguas residuales, utiliza gas refrigerante que no contamina y cumple con las normas medio ambientales y de responsabilidad social por las que ha recibido reconocimientos nacionales e internacionales.

Cuenta con 109 trabajadores y 170 proveedores de leche de la comunidad de Pesillo y 120 de San Antonio de Cajas, poblaciones del cantón Cayambe. Su gerente general, Gilberto Vargas expuso algunas dificultades que quitan competitividad de varios de sus productos, así como la necesidad de ampliar su espectro comercial para optimizar la capacidad productiva instalada.

Luis Alberto Andrade, director de Encadenamiento Productivo del Ministerio de Industrias y Productividad, tomó apuntes de esta realidad y manifestó que se hace necesario articular contactos entre productores y comercializadores, para que los alimentos procesados con valor agregado y alto componente nacional, se ubiquen en las perchas de las cadenas comerciales del país, como un reflejo de la sustitución de importaciones que promueve el Gobierno Nacional. (DO/MIPRO)