Economía

Inicia la temporada de pesquería de pepino de mar en Galápagos

Hoy inició la temporada de pesca de pepino de mar de la especie Isostichopus fuscus en la Reserva Marina de Galápagos, la cual culminará cuando se cumpla con la cuota de captura establecida en 600 mil individuos. La pesca deberá realizarse bajo las normas de manejo establecidas por la autoridad ambiental en la Resolución 0068 y únicamente podrán participar los pescadores artesanales de la región insular.

Esta decisión fue consensuada por los técnicos de la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG) y el sector pesquero artesanal, en reunión mantenida con los representantes de las cinco cooperativas hace un mes, donde se analizaron los resultados del monitoreo poblacional de pepino de mar, realizado entre abril y junio, cuyos indicadores de salud del recurso permitieron la apertura de la pesquería bajo ciertas consideraciones.

Entre las medidas de manejo adoptadas para la sustentabilidad del recurso, está que la talla mínima de captura debe ser de 20 centímetros (7 centímetros en estado cocido – salmuera), las zonas permitidas para la pesca están establecidas en la resolución y se mantiene la protección sobre el Canal Bolívar, área de importancia ecológica y considerado semillero de especies. Además, toda pesca deberá ser monitoreada en los muelles autorizados en los puertos poblados, en los horarios establecidos en la resolución.

Un total de 90 guardaparques han sido capacitados y participarán en las labores de monitoreo, seguimiento y control de la pesquería de pepino de mar junto a la Armada de Ecuador y Policía Nacional, quienes intervendrán durante todas las fases del proceso, desde la extracción y comercialización hasta la movilización hacia la parte continental. Se han destinado puntos estratégicos dentro de la reserva marina para la instalación de bases de control, a través de las embarcaciones oceánicas y lanchas rápidas de la DPNG.

Durante sus actividades, los pescadores artesanales de Galápagos deberán portar su licencia PARMA vigente y su permiso de pesca, documentos emitidos por la DPNG, y las embarcaciones deberán mantener encendido el dispositivo de monitoreo AIS. No se podrá realizar campamentos, ni almacenar combustible en zonas del Parque Nacional. Todo pepino de mar retenido, por cualquier tipo de infracción, sumará a la cuota autorizada.

 

 

 (ecuadorenvivo.com)