Opinión

INEPTOCRACIA

Henry Silva Viteri/Guayaquil

El filósofo y escritor francés Jean d´Ormesson nos da una descripción muy acertada de lo que es la democracia actual:
“La ineptocracia es el sistema de gobierno en el que los menos preparados para gobernar son elegidos por los menos preparados para producir, y los menos preparados para procurarse su sustento son regalados con bienes y servicios pagados con los impuestos confiscatorios sobre el trabajo y riqueza de unos productores en número descendente, y todo ello promovido por una izquierda populista y demagoga que predica teorías, que sabe que han fracasado allí donde se han aplicado, a unas personas que sabe que son idiotas”

Ecuador ha sido golpeada a través de los años por ese grupo de ineptos que parapetándose en las ideas izquierdistas se han enriquecido y han empobrecido y sumergido en la ignorancia a la mayoría de la población, durante los primeros años de vida republicana nuestro país al igual que otros eran conservadores, es decir que junto con el poder político manejado por un gobernante, la iglesia cogobernaba y tomaba decisiones que con sus ideas monárquicas dominaban a los pueblos manteniéndolos en la pobreza e ignorancia.

Los gobernantes no eran todos intelectualmente preparados, muchos como el primer presidente del Ecuador; Juan José Flores, eran soldados venezolanos que aprovechaban las circunstancias para alzarse con el poder y convertirse en dictadores apoyados por supuesto por la clase clerical que mantenía su status monárquico.

Pasaron algunos años para que aparecieran los ideales liberales y estos ideales sean aplicados a la vida republicana, dejaron así de tener injerencia en la política los curas que habían vivido (y lo siguen haciendo) a costillas de la población; pero los políticos aprovecharon estas ideas de libertad e igualdad para con artimañas y engaños dominar y manejar al pueblo que lo han mantenido desde siempre en la ignorancia y en la pobreza.

Aparecieron así las nuevas corrientes políticas que proclamaban el nuevo sistema de igualdad para todos, el marxismo y el socialismo; ideado por Carlos Marx y por Federico Engels, ellos idearon una utopía creyendo que debía haber una cooperación entre campesinos, obreros y burgueses para eliminar a las monarquías absolutas y los socialmente poderosos que dominaban en su época a los países europeos.

Y digo que es utópica la teoría socialista porque va contra lo que es el ser humano, el socialismo es una filosofía política, económica y social que busca establecer la propiedad conjunta de los medios de producción y eliminar así a las clases sociales, esta filosofía ha sido aplicada a través de los años en muchos países, comenzando con Rusia que se convirtió en el año 1917 en el primer estado socialista imperialista, en donde la igualdad de pobreza era para el pueblo y la comodidad y riqueza para la clase política dominante.

Aprovechando la ignorancia de la masa popular, unos cuantos de estos vagos, como lo fue Carlos Marx, se han aprovechado y han sometido a gran cantidad de personas a sus intereses, hemos visto como el sistema comunista fracasó en Rusia y en todas las naciones satélites de la dictadura comunista, y no podía estar libre de la peste socialista nuestra América, el año 1965 el ineptócrata Fidel Castro se declaró marxista leninista sumiendo hasta la actualidad a Cuba en una vorágine de odios y pobreza, como decía d´Ormesson el menos preparado para gobernar (Fidel Castro) fue apoyado por los menos preparados para producir.

Así nuestros países americanos cayeron en la feria comunista que con regalos y servicios pagados por con los impuestos a los que producían llevaron a la miseria en la que actualmente nos encontramos. En México Andrés López Obrador le sigue el juego a los carteles de la mafia que son los que dominan en ese país, Nicaragua tiene en Daniel Ortega y Rosario Murillo ineptos y dictatoriales tienen sumido a su país en el pozo del abuso, Nicolás Maburro heredero del ineptócrata Hugo Chávez maneja los carteles de las mafias que exportan delincuentes y drogas a los países vecinos para desestabilizarlos.

Colombia con Petro ya cayó en el juego de los vagos que buscan enriquecerse, en Argentina los Fernández sumergen cada día más a su país en el pozo de la desventura, Chile ni se diga con su gobernante Boric, Bolivia manejada por el cocalero Evo Morales y se prepara Brasil para tener en el gobierno al ineptócrata ladrón Lula da Silva.