Opinión

¡INEPTITUD Y POCA VERGÜENZA…!

Por: Mario Ponce Lavalle – Quito

La Prefectura de Pichincha, devenida en guarida del correísmo manilargo, ha optado por asestar un nuevo garrotazo al bolsillo de los habitantes de la provincia oro y grana…

Lo hace, a manos y por boca de su principal, la señora Paola Pabón: una política que no conoce el término y peor aún el significado, de lo que es la vergüenza…

¿Por qué digo lo que digo?, pues bien, por lo siguiente:

Si la señora Pabón supiese lo que la vergüenza significa, hubiese dado un paso al costado, el mismo día que le “adornaron” con un grillete electrónico -distintivo inequívoco de ser un prontuariado- y por tanto, incompatible con la dignidad de representar a la primera autoridad de la provincia… pero no, ¡Qué va! más importante es el chequecito del sueldo y seguir en la danza, ¿No es cierto señora Prefecta?

Si la señora Pabón tuviese vergüenza, no se le ocurriría salir a pedirnos plata, en ese spot lastimero: emperifollada al estilo de secretaría que triunfa, en medio de una carretera descuidada, a la cual están tapando baches con una pala, y con una máquina vieja de fondo, ¡para que a la vuelta de la esquina vuelva a ser una cavidad rompe-llantas…! ¡Que ridiculez!

Si la señora Pabón supiese lo que es la vergüenza, sabría que, PRIMERO HAY QUE RENDIR CUENTAS de lo que ya cobra, ANTES de pretender subir 50% una tasa de uso de carretera, en un país que no llega al 2% de inflación…! Eso, es ser una desvergonzada, pues la ciudadanía, NO SABE en qué se ha gastado la plata… ¿a cuenta de qué, quiere más?

Si la señora Pabón supiese lo que es la vergüenza, NO ANDARÍA DESPILFARRANDO recursos de la provincia de Pichincha en idioteces, que “coincidencialmente” van a inflar bolsillos correistas, poniendo como parapeto: obras de arte -que no lo son- radionovelas que pocos escucharán -y que de seguro incluirán loas al chavismo corrupto- o también, carteles en las carreteras -llenas de huecos- para rememorar alguna efemérides histórica…! que de seguro, incluirán además, una foto con su bella (?) “sonrisa kolinos…”

Su prefectura, doña Paola Pabón, ¡es UN DESASTRE…! Nunca han estado en tan mala condición las carreteras de la provincia… nunca hemos tenido un Prefecto “engrilletado y prontuariado”, y nunca hemos tenido un Prefecto traicionero, que llega a echar gasolina en la hoguera, mientras terroristas asalariados -afectos a su organización política- asediaban la capital de los ecuatorianos…

Usted nos avergüenza, señora Pabón, y al menos a mí, ¡NO me representa en lo más mínimo…! Sus actitudes -ya conocidas dentro del “manual correista”- de como otorgar cargos a las ñañitas o noviecitos para que inflen sus bolsillitos, es práctica corrupta instaurada por su partido…

Hace nuevos méritos usted, para que Fiscalía la vuelva a investigar… para ver si por ahí, le ha caído uno que otro “diezmito”, ¡después de tanta “generosidad” con la chequera NO SUYA… la de los pichinchanos…!

Usted, señora Pabón, ha desperdiciado la privilegiada situación, ¡de ser la primera mujer Prefecta! que pudo ser ejemplo de eficiencia, honestidad, y moralidad, pero que termina, exactamente en la orilla opuesta de estas virtudes… Termina usted, ¡en ser la perfecta radiografía de un correísmo en descomposición…! Nada más que en eso…