Economía

Industriales bolivianos plantean acciones para enfrentar año complejo por COVID-19

LA PAZ,  (Xinhua) — El sector industrial de Bolivia requiere de acciones urgentes para su recuperación, ya que con el actual ritmo complicado por la pandemia de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), dentro de un año apenas se volvería a los niveles de 2019, afirmó el presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Ibo Blazicevic.

«Son varios los factores que explican la baja recuperación de la industria manufacturera en Bolivia, que deben corregirse este año si queremos acelerar la reactivación del sector, que si bien demostró cierta recuperación no alcanza a los niveles de 2019», afirmó a Xinhua el representante industrial.

Blazicevic firmó el pasado viernes un convenio orientado a establecer las líneas generales de cooperación que contribuyan a identificar y potenciar el desarrollo de la industria boliviana.

Se estima que la industria manufacturera del país creció alrededor del 4 por ciento en 2021, estimación insuficiente para alcanzar el nivel de actividad previo a la pandemia, luego de que la actividad industrial se contrajo un 8,4 por ciento en 2020, según la CNI.

El entrevistado identificó el contrabando y la informalidad como elementos de la baja recuperación de la industria manufacturera.

«Se ha incrementado el contrabando por las devaluaciones de las monedas de países vecinos. Sin duda, esta situación fomenta el contrabando hacia Bolivia con repercusiones negativas en el sector productor e industrial del país», alertó.

Otros de los elementos que han motivado la baja recuperación del sector han sido los conflictos políticos y sociales, así como la persistencia de la pandemia que no permite la «nueva normalidad», con un avance lento de la vacunación contra la COVID-19, que en un año de campaña apenas superó el 62 por ciento.

«Estos elementos mantienen el permanente riesgo en la economía en general que afecta al sector industrial», agregó Blazicevic.

El representante industrial expresó preocupación porque la cuarta ola de la pandemia pone en apuros a las empresas afiliadas a la organización, debido al alto porcentaje de contagios en las últimas semanas.

Para el presidente de la CNI, deben superarse y reducirse al mínimo fenómenos como el contrabando, la informalidad, la falta de liquidez en el mercado, los conflictos políticos y sociales, así como las rupturas de las cadenas de provisión, si no se quiere exponer en peligro el crecimiento del sector manufacturero este 2022.

«Es urgente fortalecer la lucha eficiente contra el contrabando para evitar la competencia desleal. Es fundamental que el Gobierno impulse con más fuerza la sustitución de las importaciones con mayor producción nacional», aseveró el industrial.

Sobre el tema fiscal, el entrevistado manifestó que deben evitarse los incrementos en las presiones de recaudación y regulatorias sobre el sector formal de la economía, lo que podría deteriorar más aún el clima de inversiones en el país sudamericano.

En este marco expresó respaldo a una política y un modelo que genere crecimiento económico con empleo digno y productivo.

La CNI ha considerado como acción principal frente a este escenario que se garantice la provisión de energía para las industrias, sobre todo las que dependen del gas natural, además de que el financiamiento interno llegue a todos los actores de la economía, así como ampliar la base tributaria para que el peso no sólo recaiga en el segmento formal.

 

Xinhua (xinhua-news.com)