Economía

Industriales aseguran estar comprando maíz a los productores y ratifican su compromiso de absorber toda la cosecha

Dado el reclamo de algunos productores de maíz sobre la falta de compra del grano por parte de la industria, el no estar de acuerdo con el precio referencial  y la falta de una comunicación adecuada y descoordinada para haber podido  participar en la Rueda de Negocios organizada por el Ministerio de la Producción y de Agricultura y patrocinada  por  la Corporación Nacional de Avicultores del Ecuador (CONAVE), la Asociación de la Industria de Protección de Cultivos y Salud Animal (APCSA), Asociación de Productores de Alimentos Balanceados del Ecuador (APROBAL) y Asociación Ecuatoriana de Alimentos Balanceados (AFABA),  La industria envía el siguiente boletín aclaratorio a nuestro medio:

Desde la segunda semana de abril, la industria de alimentos inició la compra de la cosecha de maíz de invierno de manera normal, sin que se hubiera presentado ningún inconveniente con las 21 asociaciones de productores registradas en el Ministerio de Agricultura (MAG), ni con los comerciantes de Los Ríos, que es la provincia que primero sale con su producción.

Los precios de compra, actualmente, se ajustan al Precio Mínimo de Sustentación acordado entre productores, industria y MAG, en Consejo Consultivo del lunes 29 de abril de 2024, de $16,50 por quintal SECO Y LIMPIO. Esto es con 13% de humedad y 1% de impurezas.

Cabe destacar, indica el boletín, la positiva realización de una Rueda de Negocios, organizada por el Ministerio de Producción (MIPRO) y MAG, el 1 de mayo pasado, entre 11 industrias y 21 asociaciones de productores, de cinco provincias, en la cual se negociaron 76.390 toneladas directamente con los productores. Las 21 asociaciones cuentan con sus propios centros de acopio donde pueden secar y limpiar el grano, algo a lo cual todas las asociaciones deberían encaminarse.

En un reportaje publicado por el medio digital El Productor, agricultores señalan la falta de un precio justo   para el maíz cuando, anualmente y mediante acuerdo entre productores, industria y el MAG se establece un precio mínimo.

Vale aclarar que el hecho de que la intermediación no utilice las tablas de descuento en función de humedad e impurezas que ha emitido y repartido el MAG para realizar los pagos, es una situación ajena a la industria, que compra al PMS o por encima.

Precisamente, para reducir la dependencia como citan los agricultores a la intermediación, es que se ha realizado la Rueda de Negocios para lo cual los agricultores deben organizarse para lograr tener una comercialización asociativa y poder vender el grano, seco y limpio, a las industrias. En este sentido, la respuesta del MAG ha sido positiva al convocar a una primera rueda de negocios entre asociaciones de   productores e industrias.

Es importante destacar también, el grado de entendimiento que han alcanzado los distintos eslabones de la cadena de proteína animal, con la acertada participación del ministro de Agricultura, Danilo Palacios y de su equipo, siempre presente en los Consejos Consultivos, quien ha sabido entender las posiciones de todos, equilibrar las posiciones y lograr acuerdos.

Este entendimiento se basa en comprender la mutua dependencia que existe entre productores e industria y la necesidad de ser competitivos como cadena, dentro de la región y frente al mundo, cada vez más necesitado de alimentos, para poder crecer todos y exportar desde el Ecuador, carne de pollo, que ya inició, y también de cerdo.

En relación al trigo se debe aclarar que es una materia prima que se utiliza principalmente para la   elaboración de alimento balanceado para camarón y en un mínimo porcentaje, por sus propiedades aglutinantes, que ayudan a la consistencia del pellet, en alimentos pecuarios. El maíz es insustituible en la alimentación animal y prueba de ello es que al final del año nunca queda maíz en el mercado.

La industria ratifica su compromiso para absorber la cosecha de maíz, tal como lo ha venido haciendo todos los años, concluye el boletín.

Fuente:  EL PRODUCTOR