Internacional

Indígenas quieren más atención para los problemas de salud en sus comunidades

Como ejemplo, la responsable del Foro explicó que a escala mundial más de la mitad de los indígenas mayores de 35 años sufren diabetes de tipo 2.

 

Naciones Unidas. El Foro Permanente de la ONU para Cuestiones Indígenas reclamó hoy más atención para los problemas de salud en estas comunidades, que sufren índices muy altos de enfermedades como la diabetes y la tuberculosis, y que siguen encontrando obstáculos para acceder a la sanidad.

«A pesar de los progresos, el estado de salud y de bienestar entre los pueblos indígenas en todo el mundo sigue siendo una de las áreas más problemáticas y complejas que requieren atención urgente», dijo Megan Davis, la presidenta del Foro.

Davis se expresó así en un acto celebrado hoy en la sede de Naciones Unidas con motivo del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, que se conmemoró el domingo con la salud como asunto central.

Como ejemplo, la responsable del Foro explicó que a escala mundial más de la mitad de los indígenas mayores de 35 años sufren diabetes de tipo 2.

Además, señaló que en Canadá y Estados Unidos las tasas de mortalidad vinculadas a tuberculosis, alcoholismo, diabetes y suicidio son mucho mayores entre los indígenas que en el resto de la población y apuntó que en Asia estas comunidades siguen teniendo mayores tasas de malnutrición y mortalidad infantil.

Davis subrayó que persisten «discriminaciones indirectas» en los sistemas de salud que afectan a los indígenas, por ejemplo, que no se ofrezcan servicios en sus idiomas.

La presidenta del Foro indígena defendió la necesidad de hacer más y de reconocer los vínculos que existen entre todos esos problemas de salud y la situación de pobreza y marginación que sufren muchos miembros de estas comunidades en todo el mundo.

Además, defendió que los asuntos de salud mental como la depresión, el abuso de sustancias y el suicidio -que según las estadísticas afectan a estas poblaciones más que a otras- no podrán tratarse adecuadamente «mientras que no se reconozcan los daños de la colonización y el estatus de los pueblos indígenas».

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que también intervino en el acto, subrayó la necesidad de garantizar un acceso adecuado de los indígenas a los servicios de salud y llamó la atención sobre la actual situación sanitaria de estas comunidades.

Entre otros ejemplos del problema, Ban señaló que en Panamá la mortalidad infantil es tres veces mayor entre los indígenas que en el conjunto de la población.

«Estas estadísticas son inaceptables», dijo el diplomático coreano, que abogó por actuar en el marco de la nueva agenda de desarrollo para mejorar las vidas de los millones de indígenas repartidos alrededor del mundo. (EFE/La Nación)