Actualidad

Indígenas no viven en Estado independiente

La brigada ‘Toda un Vida’, que realiza recorridos a escala nacional para atención médica, tuvo problemas el domingo para ejecutar sus labores en la comunidad de Tigua (Cotopaxi).

Un grupo de indígenas, encabezados por el presidente de la Conaie, Jaime Vargas, y con la presencia de Arturo Ugsha, uno de los líderes de la zona, cerró el paso en la vía Rumichaca para que ya no ingresaran los funcionarios del Gobierno. Esto, aduciendo que de por medio tan solo hay intereses políticos.

Según Ugsha, los territorios indígenas son sagrados y para ingresar las autoridades deben realizar la debida coordinación con los dirigentes de cada comunidad: “No estamos diciendo que no pueden entrar, pero previo a eso deben hacer la planificación con las autoridades comunitarias”.

Para el analista político Oswaldo Moreno, lo realizado por el presidente de la Conaie constituye un error, pero obedece a que se lo puso en el centro de la atención tras el paro de octubre.

“El hecho de haber entrado en la opinión pública hace que pongamos mayor atención a lo que hace o no hace. Sin embargo, estas situaciones son comunes y se dan en algunos lugares de los páramos”, dijo Moreno. Eso sí, dejó en claro que en caso de haber interrumpido acciones del Gobierno las mismas que tiene la obligación de realizar, “definitivamente no es positivo para el país”.

Reacciones
En su paso por Durán (Guayas), el presidente Lenín Moreno dijo que el plan ‘Toda una Vida’ representa una ayuda para los más necesitados, y reiteró que las acciones están dirigidas para favorecer a los pobres de cualquier comunidad e instó a Vargas a presentar pruebas donde demuestre que hay intereses políticos de por medio.

Por su parte, Iván Granda ministro de Inclusión Económica y Social, que acompañaba al Mandatario, expuso que “como dirigente (Vargas) le está quedando grande el papel de proteger a sus comunidades porque solo está persiguiendo proteger sus intereses políticos”.

“Nosotros hemos acudido cada fin de semana a los territorios con las brigadas de solidaridad interministerial. Esta vez estuvieron los ministerios de Agricultura, Educación, Salud y de Inclusión Económica, como nos corresponde para dar solidaridad a quienes más lo necesitan”, dijo. Además, le recordó al dirigente que cuando él va a Quito no necesita pedir permiso a nadie.

Reunión
Este viernes el Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi mantendrá una asamblea provincial, donde analizará la posibilidad de ajusticiamiento indígena para los exmiembros que, sin una “autorización”, facilitan el ingreso de los funcionarios a las comunidades.

El gobernador de Cotopaxi, Jorge Miño, dijo que lo único que pretende el Gobierno es llegar con sus programas de ayuda social a los sectores más alejados y la actitud de la dirigencia indígena solo causa zozobra, porque la amenaza es el castigo indígena y la retención.

Fuente: La Hora