Actualidad

Indígenas avanzan con cierto atraso a Quito

Los marchantes denunciaron que la vaca solidaria que acompaña la marcha recibió ayer seis disparos (de pintura) por lo que responsabilizaron al Gobierno de cualquier atentando en contra de los manifestantes

Salcedo. Con sonidos de banda de pueblo, los caminantes de la denominada ‘marcha por la dignidad’, fueron recibidos por el Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi, este domingo 9 de agosto. Los integrantes del grupo musical popular y representantes del pueblo Panzaleo se ubicaron en el sector de Yambo, en el límite entre Tungurahua y Cotopaxi.

En el lugar se hizo un ritual de purificación y de bendición para el camino que aún les queda por recorrer hacia la capital. En este sitio les recibió César Pilalumbo, presidente del Movimiento Indígena de Cotopaxi. Quien anunció que mañana se espera que se oficialice el inicio del levantamiento indígena, con un ritual especial en Latacunga, al medio día.

Una vez terminada la ceremonia de bienvenida se firmó el segundo decreto de la Marcha Indígena, donde se responsabiliza al Estado, de las muertes de Jorge Gabela, Fausto Valdiviezo, Bosco Wisuma, José Tendetza y los hermanos Restrepo.

La vicepresidenta del Movimiento Indígena de Tungurahua, Rosa Masabalin, indicó que la lucha continúa con todos los pueblos que se van sumando a su paso. «Nosotros continuaremos preparándonos para el paro nacional y levantamiento indígena», dijo Masabalin.

Por otra parte, los marchantes denunciaron que la vaca solidaria que acompaña la marcha recibió ayer seis disparos (de pintura) por lo que responsabilizaron al Gobierno de cualquier atentando en contra de los manifestantes.

«La estrategia de los que se oponen a esta caminata es agredir y atentar contra nosotros. Estamos preocupados y responsabilizamos al Presidente Rafael Correa por lo que suceda en nuestro traslado a Quito», dijo el presidente de la Ecuarunari, Carlos Pérez, agregando que la agresión fue el pasado sábado, 8 de agosto del 2015, al ingreso del parque Cevallos en el centro del cantón Ambato, en Tungurahua.

Los dirigentes manifestaron que no es la primera vez que sucede algo así. En su arribo a la comunidad Oña, en Azuay, una persona fue acusada de haberse infiltrado a la movilización.

Carlos Pérez de la Ecuarunari anunció que mañana desde las 12:00 saldrán a Quito. La Policía Nacional resguarda la marcha y pide que no se ocupe toda la vía para que se de con normalidad el paso de los vehículos. (VCV/La Nación)