Actualidad

Índices de Ecuador en seguridad durante 2015 evidencian transformación de la justicia

Jalkh resaltó que existe eficiencia en la lucha contra la impunidad en materia de homicidios y asesinatos, donde el índice era de apenas el 10% de juzgamientos y en la actualidad es del 80%.

QUITO. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, encabezó este jueves el consejo de Seguridad para evaluar los resultados alcanzados en 2015, en los que, según el ministro coordinador del sector, César Navas, “se pueden evidenciar los cambios radicales en el sistema judicial”.

Navas indicó a la prensa que el año precedente se redujeron los asesinatos y homicidios a una tasa a 6.4 por cada 100.00 habitantes, mientras las muertes por accidentes de tránsito llegaron al 7.5%.

“Se puede evidenciar en el sistema judicial los cambios radicales, la transformación de la justicia en Ecuador, y esto también comparado con estándares regionales y mundiales”, indicó el titular.

Explicó que se revisó lo relacionado a la seguridad marítima en torno a la protección a pescadores artesanales, para lo cual se aprobó un proyecto –aunque falta un informe final- a fin de instalar 16.000 chips en embarcaciones artesanales, con la posibilidad de extender esta iniciativa al sector pesquero y marítimo mercante o transporte de personas.

Estos chips emiten la posición de la nave cada cinco minutos cuando están dentro de las 30 millas náuticas y una vez que traspasa esa distancia la conexión se realizará cada seis horas, a través del satélite; en el caso de existir una emergencia se activaría un botón y la Armada estará encargada de articular un servicio de respuesta a través de subcomandos de guardacostas.

Además, se analizó una estrategia integral para fortalecer la presencia de la armada en territorio y desconcentrar sus servicios a través de los subcomandos de guardacostas, una estrategia “para contrarrestar el contrabando en nuestras fronteras terrestres”.

El funcionario dijo que en esta jornada se presentará un plan piloto que va a emprender el Ministerio de Justicia para la implementación de dispositivos electrónicos (brazaletes, teléfonos y relojes especiales) para controlar a quienes se acogerán a medidas cautelares, protección especial o arresto domiciliario.

El ministro Navas se refirió a una política de optimización de recursos y refirió que incluso existen proyectos como el previsto para ver la trazabilidad del combustible de los pescadores artesanales.

El ministro Coordinador de Seguridad, César Navas, resaltó que la tasa de homicidios y asesinatos pasó a ser en 2015 de 6.4 por cada 100.00 habitantes, mientras las muertes por accidentes de tránsito fueron del 7.5%.

Se agilizan los procesos de juzgamiento y se incrementa el número de sentencias en 2015

El presidente del Consejo de la Judicatura, Gustavo Jalkh, señaló a los periodistas que con la entrada en vigor del Código Orgánico Integral Penal (COIP) se ha incrementado la lucha contra la inseguridad con mayor eficiencia y, en el caso del juicio directo, el número de sentencias por cada juez se elevó a 46 de las 15 reportadas hace 3 años.

Expuso que las reformas procesales y el modelo de gestión de las unidades de flagrancias permiten elevar la productividad en el ámbito penal, y como resultante, el tiempo promedio para el juzgamiento de delitos flagrantes se redujo de 200 días a 25 días.

“Esto quiere decir que el sistema penal ecuatoriano garantiza dos aspectos fundamentales del sistema de justicia, la celeridad y la certeza”, refirió.

Adicionalmente, en los juicios directos, que tienen una duración entre 10 y 25 días, el 70% termina con una sentencia condenatoria y un 30% termina con sentencia ratificatoria de inocencia, lo cual “quiere decir también que personas que enfrentan procesos penales en términos ágiles y rápidos, reciben también una seguridad jurídica de la ratificación de su inocencia”.

Respecto a las audiencias fallidas, las que calificó como un flagelo en el sistema judicial ecuatoriano, que eran de un 40% y ahora se logró bajar a 3.3%.

“Es decir, básicamente el 96 y 97% de las audiencias que se convocan, no fallan; y en cuanto a las audiencias que se difieren, también tenemos un régimen de evaluación que establece une estándar de que máximo se deben diferir tres audiencias”, acotó.

Aseveró que en la justicia penal ecuatoriana existen índices de un sistema “sano” de trabajo y los procesos penales en nacionales terminan entre seis meses y un año como máximo, aunque que en ocasiones demoran los procesos debido a que un implicado está prófugo y no existe juzgamiento en ausencia.

Jalkh resaltó que existe eficiencia en la lucha contra la impunidad en materia de homicidios y asesinatos, donde el índice era de apenas el 10% de juzgamientos y en la actualidad es del 80%.

“Tenemos unos estándares que en justicia penal realmente nos dejan un balance del año 2015 muy positivo”, aseveró.

Apuntó que existe el número de jueces y defensores públicos suficientes para trabajar correctamente, mientras se valora la posibilidad de tener más fiscales, para que “el sistema penal pueda proveer con debido proceso un sistema ágil”. (AGENCIA ANDES)