Economía

India eliminó aranceles para el aceite de soja y girasol

Ante los problemas de abastecimiento y la suba de precios, el país asiático desgravó los ingresos de esos productos. Una situación muy beneficiosa para Argentina, que es uno de los principales exportadores.

El Gobierno de India decidió eliminar los aranceles de importación para el aceite de girasol y soja, por un cupo total de 2 millones de toneladas por año que regirá a partir de hoy 25 de mayo y hasta el 31 de marzo del 2024.

De esta manera, ese país busca asegurarse la compra del producto y también enfriar los precios internos y detener la inflación que en abril pasado superó el 7%.

Al respecto, Gustavo Idígoras, director ejecutivo de Ciara–Cec, la cámara que nuclea a las principales agroexportadoras que operan en el país, detalló “Argentina es el primer abastecedor de aceite de soja de India, a quien le vendemos por alrededor u$s3.000 millones al año, con lo cual este cupo de exportación es una muy buena noticia para la industria porque se podría ganar todavía más mercado. En aceite de girasol Ucrania era el primer y Rusia el segundo abastecedor en India y ahora han desaparecido. Así que es una buena oportunidad para Argentina de entrar con fuerza a ese mercado”.

Dudas

Sin embargo, Idígoras apuntó: “El único punto a tener en cuenta es que nuestra capacidad anual de exportación en aceite de girasol no supera las 800.000 toneladas a todo el mundo por eso estamos buscando que los productores siembren más girasol frente a una demanda fenomenal que debería aprovecharse”.

Otro punto clave es que actualmente la industria de procesamiento de soja tiene una capacidad ociosa que ronda el 49%, es decir, el sector necesita de más soja y de mejor calidad para producir más y salir al mundo a vender el producto. La posibilidad de llegar a India con un cupo de mercado sin aranceles hasta 2024 se presenta como la oportunidad ideal para que las empresas agroexportadoras logren finalmente alcanzar un mayor nivel de procesamiento. Eso, además, traería aparejado un mayor ingreso de divisas para el país. En tanto, como dato, el aceite de soja no tiene relevancia para el consumo doméstico, por lo que su exportación no debería tener un impacto directo en los precios internos.