Economía

Incremento del costo de fletes desde China afecta a Ecuador

El costo del transporte de contenedores desde China ha aumentado significativamente en el primer semestre de 2024, afectando al sector logístico y a los precios de productos importados en Ecuador, este incremento, junto con otros factores globales, ha generado preocupación entre los actores del sector.

Vanessa Bajaña, gerente general de la Unidad de Carga Internacional de Grupo Torres & Torres, analiza la situación y sus posibles soluciones.

El costo del flete de un contenedor desde China, principal socio comercial de Ecuador, ha subido de aproximadamente $2,000 a cerca de $8,000 en el primer semestre de 2024, este incremento cuádruple se debe a diversos factores y afecta directamente los impuestos y aranceles, ya que la base imponible para el cálculo de tributos al comercio exterior incluye el valor de la mercancía, el flete y el seguro, este aumento se ha observado desde principios de 2024, con un pico significativo en los costos de flete marítimo a partir de abril. Los puertos de Ecuador, que manejan una considerable carga de importaciones, han visto un aumento en el costo y tiempos de entrega debido a esta situación.

Las causas del incremento incluyen la sequía en el canal de Panamá desde finales de 2023, provocada por el fenómeno de El Niño, lo que ralentizó el cruce de buques, además, el conflicto bélico en el Medio Oriente y los ataques a buques mercantes en el canal de Suez han obligado a las navieras a tomar rutas más largas y costosas. La demanda anticipada de importaciones desde China por parte de Estados Unidos y Europa, junto con el aumento de aranceles impuestos por Estados Unidos a productos chinos, ha priorizado la carga hacia ese país, dejando a Latinoamérica en segundo plano. Adicionalmente, la escasez de contenedores y espacios en los buques, así como la congestión en puertos internacionales, han exacerbado el problema. Durante la pandemia, el cierre de puertos y la alteración de itinerarios causaron un aumento en el costo del flete marítimo, una situación que parece estar repitiéndose.

El aumento del costo de flete ha incrementado los precios de los productos importados, especialmente materias primas, afectando directamente a los consumidores y negocios en Ecuador, este encarecimiento también se traduce en mayores costos logísticos y aduaneros, retrasos en la entrega de mercancías y posibles incumplimientos contractuales.

Los puertos ecuatorianos han experimentado congestión, con naves llegando fuera de sus horarios programados y, en algunos casos, desviándose a puertos cercanos en Perú o Colombia, esto aumenta los tiempos y costos de transporte, además de causar pérdidas económicas por retrasos y la escasez de productos, especialmente durante temporadas altas como las festividades navideñas. Para 2025, se espera una estabilización de la situación portuaria internacional, dependiendo del funcionamiento del canal de Panamá y la resolución de conflictos en el canal de Suez, la apertura del puerto de Chancay en Perú podría mejorar la situación, ofreciendo una ruta directa entre China y Latinoamérica, reduciendo tiempos y costos logísticos.

Mientras tanto, el sector importador debe anticipar sus órdenes de compra, asegurar un stock de inventarios adecuado y revisar contratos de cumplimiento de entrega para mitigar los efectos económicos adversos. Buscar proveedores en mercados internacionales con menor impacto logístico puede ser una estrategia viable para enfrentar estos desafíos.