Opinión

INCREDIBOL

Ab. Luis Hidalgo Vernaza/Guayaquil

 

Si bien el título es extraído de uno de los tantos adefesios que expresa el prófugo refugiado en Bélgica, también no es menos cierto que hay que ir parando el hacer una apología de todas estás estupideces.

Es incredibol todos los acontecimientos que se dan a diario en este país.  A raíz del Decreto 111 que dictó el Presidente con el fin de parar la violencia e inseguridad que se ha tomado el territorio nacional, casi de inmediato saltaron los opositores argumentando que se pierde la soberanía y que nos estamos entregando a las manos de los gringos.  Pese a estás críticas ha descendido notablemente el sicariato y la delincuencia común.

Por otro lado, la Asamblea Nacional tras haber obtenido de carambola un alto porcentaje de aceptación, poco a poco va dejando ver la calidad de elementos que la integran.  El tratamiento del Proyecto de Ley enviado por Noboa incrementando el IVA, ya fue motivo para que  la ignorancia de la Ley de algunos “Legisladores” pretendan introducir otro tipo de elementos que no pueden nacer de iniciativa de ellos, ya que la Asamblea no puede establecer impuestos ni eliminarlos, peor aún tratar de hacer que estos se apliquen con efecto retroactivo.  Es incredibol.

En todo caso, el informe para el Segundo Debate que sube el IVA y que introduce cambios de última hora propuestos por los Siameses RC y PSC, está por tratarse esta próxima semana, pero como van las cosas, esto se presenta como una gran olla de grillos donde cada uno opina diferente sobre subir o bajar impuestos; es más que probable que entre por Ministerio de la Ley o salga algo fragmentado que el Presidente Noboa tenga que vetarlo por lo menos parcialmente, lo único cierto es que se necesita fondos urgentemente.

Otro tema incredibol es la elección del nuevo presidente de la Corte Nacional de Justicia.  Las peloteras al interno de sus miembros realmente dejan mucho que desear; predomina el ridículo ya que los miembros del más alto Órgano de la Justicia no logran ponerse de acuerdo porque los dos grupos que promueven las candidaturas de Saquicela y de Camacho, cada cual jala el agua hacia su molino con la sazón que le ponen los intereses políticos.  Parecería que la cintura de Saquicela se contonea mejor.

Ante todo, lo incredibol que espectamos en el país, les vale gabardina a los partidos políticos.  Se empiezan a mover pensando en lo que será los próximos comicios del 2025.  Ya aparecen los nombres y las figuras de los mismos cromos que han sido parte de los tiempos oscuros, corruptos y del narco en que se desenvuelve este país.  Es incredibol.