Opinión

Inconsistencia en la nueva ley de tasa y mejoras

Antonio Aguirre M.

antonioxaguirre@gmail.com

El gobierno de las manías, no mide las consecuencias de hacer leyes para “Regular y reordenar” las finanzas nacionales y municipales, pocos días después que la Asamblea Nacional aprobó la nueva ley de Eficiencia en la Contratación Pública, en la inauguración a medias de un hospital en El Guasmo ya exonera el pago de las tasa a los habitantes del sector por qué considera que es “una zona deprimida”.

Parece que el Sr. Presidente todavía no pisa la tierra y sigue viviendo en la nube rosada de la opulencia, sin darse cuenta que el país entero excepto los beneficiados de Odebrecht, Petroecuador y otro grupo de nuevos ricos, vivimos en constante depresión por la creación en su gobierno de 32 nuevos impuestos, lo poco que nos queda de la esperanza casi perdida, está centrada en terminar con el continuismo de su desgastada tendencia.

Bien conoce el Primer Magistrado de la nación quienes son los verdaderos peces gordos que se beneficiaron con la compra de miles de hectáreas con información privilegiada en sectores de gran desarrollo. Esta ganancia inmoral y sin ética es mucho mayor que las coimas que según su criterio ampliamente comentado no le hacen daño al Estado.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.