Opinión

Incertidumbre

Antonio Aguirre

antonioxaguirre@gmail.com

Mientras los oficialistas buscan unificarse con borrón y cuenta nueva, un grupo de respetables ciudadanos inician una cruzada de recolección de firmas para pedirle la renuncia al Vicepresidente, que con toda seguridad utilizando su clásica “cara de tuco” no hará caso a la petición y arremeterá contra quienes se atreven a solicitarle semejante despropósito, por que es el personaje más transparente del país, casi un Dios por qué quiere estar en todas partes y nadie lo puede ver.

La unidad del oficialismo en las actuales circunstancias es una utopía, en el supuesto no consentido de algún acercamiento será muy efímero y más que todo volátil por la gran cantidad de intereses corruptos que están en juego que han desprestigiado la democracia, convirtiendo la política, en la resistencia al fuego de los rabo de paja, que defienden sus intereses y posiblemente su libertad:

La lenta y ciega justicia no actúa con la celeridad necesaria que los casos de libertinaje fiscal y político ameritan, se sigue protegiendo a personajes claves que con frecuencia son nombrados en varios casos de corrupción y de posibles lavados de activos que todavía mantienen multimillonarios contratos con el Estado.

La posición del Presidente Moreno todavía no es sólida, sigue rodeado de malas compañías que no le permiten desprenderse de su ausente mentor, que trata de seguir ordenando con el dedo dedicado a la mentira y el engaño.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.