Economía

Impuesto a la renta no se recupera de la pandemia

El IVA y el resto de impuesto, aunque todavía lejos de los niveles de anteriores a 2019, ya representan ingresos mayores para el fisco con respecto al año anterior.

A pesar de que julio de 2021 fue el mejor en recaudación durante el último año y medio, los ingresos tributarios todavía están lejos de los niveles anteriores a la pandemia.

En comparación a julio de 2020, el incremento es de más de $200 millones, pero con respecto al mismo periodo de 2019 se queda corto en más de $300 millones.

En otras palabras, la actividad económica es mayor que en los meses más duros de la pandemia durante el año pasado, pero la recuperación es un proceso que tomará tiempo.

Según Fausto Ortiz, exministro de Economía, hasta finales de 2021 se podrá llegar a una recaudación de hasta los $13.100 millones. Sin embargo, ese monto será el segundo menor en los últimos 8 años (desde 2014), después de los $12.382 millones del año pasado.

Andrés Viteri, economista e in investigador en temas tributarios, comentó que el país ha tenido más de una veintena de reformas del sistema de impuestos en los últimos 14 años, pero todas han sido coyunturales, sin visión de mediano y largo plazo, y sin involucrar un verdadero cambio que permita recaudar más y mejor.

» El país debería tener, como mínimo, ingresos tributarios anuales de $14.500 millones; pero ninguna de las reformas que se han hecho han sido integrales. Cuando los precios del petróleo están altos o se hace una amnistía de impuestos, la recaudación sube como en 2015 y 2018, pero luego no se puede sostener», dijo

IVA encabeza el incremento en la recaudación
Entre enero y julio de 2021, los ingresos por IVA sumaron $2.184 millones, lo que significa $104 millones más que en igual periodo de 2020. Sin embargo, todavía se registran $443 millones menos que en 2019.

El mayor dinamismo de ciudades como Guayaquil es una de las principales razones de la leve recuperación de este año. En el puerto principal, por ejemplo, las ventas cayeron 11% durante el año pasado; pero ahora ya se registran un incremento del 15%.

Así, en toda la provincia del Guayas se incrementó el pago de impuestos en más del 9%, lo que permitió sumar más de $2.300 millones. Eso representa más del 31% de la recaudación en lo que va de este año.

En Pichincha, pero sobre todo en Quito, luego de unos primeros cuatro meses con ventas a la baja, la situación se comenzó a revertir desde finales de mayo. Actualmente, el comercio tiene un aumento del 19%, con lo que el pago de impuestos aumentó de $2.859 millones a $3.412 millones entre julio de 2020 y 2021.

Sin embargo, los niveles están más de $600 millones por debajo de lo que se registraba en 2019.

El impuesto a la renta no levanta cabeza
En las sociedades más equitativas y avanzadas, la recaudación del impuesto a la renta representa más del 60% de los ingresos tributarios. En Ecuador no supera el 36%, mientras el IVA y el Impuesto a los Consumos Especiales (ICE), que son una carga sobre todo para los que menos tienen, abarcan el 50%.

En los últimos 8 años, a pesar de picos atípicos en 2015 y 2018, el impuesto a la renta ha venido a la baja. Hasta julio de 2020 se recaudaron $2.384 millones, pero en el mismo periodo de 2021 la cifra no superó los $2.295 millones

Según estudios de organismo multilaterales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), un poco más del 40% de los ecuatorianos con empleo formal o adecuado, o el 17% de la Población Económicamente Activa (PEA) contribuye al fisco sobre su renta. Ese porcentaje es el más bajo de la región, solo superada por Paraguay.

Asimismo, de acuerdo con Viteri, el país mantiene un alto nivel de exenciones y exoneraciones que permiten, sobre todo a los de mayores ingresos, pagar menos o no pagar nada.

» Se supone que la base desde la que se paga es $11.400 de ingresos al año; pero con todas las posibilidades que hay en la ley para deducir gastos, la verdadera base en el país es de más de $13.000″, acotó.

A todo esto, se debe añadir que el cierre de empresas (80% micro y pequeñas) es mucho mayor que los 22.000 de las cifras oficiales. Eso reduce drásticamente los contribuyentes para el pago del impuesto a la renta.

La misma Superintendencia de Compañías reconoció que alrededor del 40% de las empresas no han declarado balances, por lo que el impacto de la crisis es mucho mayor de lo pensado.

Otros impuestos superan la recaudación de 2020 con más de $500 millones
Si se suma IVA a importaciones, aranceles, Impuesto a la Salida de Divisas (ISD), entre otros, la recaudación hasta julio 2021 suma $3.040 millones. Ese monto es $557 millones mayor al alcanzado en igual periodo de 2020.

Esta realidad es resultado de la reactivación de las compras al exterior, sobre todo de materias primas y bienes de capital. Solo entre ISD y aranceles, los ingresos para el fisco han sido de $1.177 millones.

El Gobierno de Guillermo Lasso ha ofrecido una depuración del sistema tributario, lo que incluye la reducción y eliminación de algunos impuestos. Un primer paso fue la primera reforma arancelaria, que significa un sacrificio fiscal de $108 millones, lo que representa el 7% de los aranceles que se cobran en el país.

Esa reforma entra en vigor desde el 1 de agosto de 2021, y significará una reducción de hasta el 14% en aparatos tecnológicos como computadoras y otros, además de ciertas materias primas para la industria y el agro.

 

 

LA HORA

Impuesto a la renta no se recupera de la pandemia | Diario La Hora