Economía

Impacto del precio igualitario de la gasolina en las distribuidas de Ecuador

La Cámara Nacional de Distribuidores de Derivados de Petróleo del Ecuador (Camddepe) ha expresado su desacuerdo con la decisión del Gobierno de mantener un precio uniforme para la gasolina en todo el país, esta medida no toma en cuenta los costos de transporte hacia las estaciones de servicio más alejadas, lo que afecta negativamente a los distribuidores de combustibles.

Ivo Rosero, presidente de la Camddepe, señaló que no se reconoce el costo del transporte del combustible desde los centros de distribución hasta las estaciones de servicio, los distribuidores han asumido este costo durante años, lo que reduce significativamente sus márgenes de utilidad, la gasolina extra y ecopaís están subsidiadas por el Estado, con precios congelados en $2,465 por galón, aunque se había propuesto un aumento de $0,25 por galón, el Gobierno ha decidido fijar un precio único de $2,72 para ambas gasolinas. El anuncio del nuevo esquema de precios y el mecanismo de compensación para los usuarios de transporte se espera para el 18 de junio a las 15:30 en Quito. Rosero explicó que los distribuidores en el Oriente tienen costos anuales de transporte de hasta $150,000, mientras que en provincias como Manabí e Imbabura, los costos adicionales oscilan entre $80,000 y $100,000. Aclaró que el costo de transporte por galón varía entre $0,04 y $0,07, dependiendo de la provincia y la distancia desde el centro de distribución.

El gremio ha solicitado al Gobierno que aclare si se considerará el margen de comercialización, congelado durante 21 años, en el nuevo precio de $2,72. También se mencionó que los subsidios a la gasolina no benefician al público objetivo, sino que fomentan el contrabando y el robo de combustibles, actividades vinculadas al narcotráfico y la minería ilegal. La eliminación de los subsidios reduciría el margen de ganancia de los contrabandistas, ya que los precios de la gasolina en Ecuador se igualarían a los de Colombia y Perú. Rosero también advirtió sobre la baja calidad de la gasolina de 85 octanos que se comercializa en el país, lo que es una preocupación creciente para los nuevos automotores.

El precio uniforme de la gasolina en todo el país es una medida que no considera los costos adicionales que enfrentan los distribuidores de combustibles. La Camddepe ha solicitado al Gobierno que reevalúe esta decisión y que tome en cuenta los márgenes de comercialización y los costos de transporte, además de incluir a los distribuidores en las discusiones sobre los subsidios para lograr un enfoque más equitativo y eficiente.