Opinión

Ignorancia vergonzosa.

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

Para nada me sorprendo del estado de inseguridad que vivimos, producto de la corrupción e ignorancia de algunos de los Generales, que conforman el Estado Mayor de la Fuerza Pública.

Del mismo modo designar abogados, por muy inteligentes en el libre ejercicio de sus profesiones, pero ignorantes en materia de seguridad nacional, inteligencia estratégica, análisis y planificación de Defensa y seguridad interna, capacitación en situaciones de crisis y estados de emergencias…siempre tendremos resultados como los que vivimos…

Declaraciones como: «necesitamos una Ley del uso progresivo de la Fuerza, Ley de inteligencia», no son más evidencias que hemos depositado en mano de ignorantes e irresponsables, (porqué si algo no saben deberían estudiar, investigar, informarse) y no declarar estupideces que mañana esas leyes si serán camisas de Fuerza, para la aplicación de estrategias, relación fines medios, de conformidad con las amenazas, que jamás ningún cuerpo legal, podrá incluir en su texto…

Por eso es fundamental, que todos aquellos que en algún momento quieran integrar ministerios en el Frente interno y externo, deben haberse graduado en el Instituto de Altos Estudios Nacionales, Escuela Superiores de Defensa Nacional, etcétera.

El presidente Lasso, debe con la urgencia que la situación amerita, cambiar los ministros de Defensa y de Gobierno, el mando Policial, y en consulta popular exigir, que aquellas salas y magistrados que tengan que juzgar infracciones en el ámbito militar, policial y en el de la seguridad nacional, deben aprobar estudios Superiores en Seguridad Nacional, como requisito indispensable para desempeñar con PROBIDAD e idoneidad, sus delicadas funciones, lo mismo los Fiscales…

Queremos cambios, comencemos sentando los requisitos mínimos en aquellos que deben tutelar la seguridad de nuestras vidas y bienes, no hacer nada al respecto, es depositar en manos de corruptos, ignorantes e irresponsables, nuestras vidas y el destino de nuestra Patria.

Semper Fi.