Actualidad

Iglesia católica cree no se debe “satanizar” ninguna manifestación

Recordó que la Conferencia ha pedido que se desarrolle un “diálogo profundo” en el que se “respete la diferencia”.

QUITO. La iglesia católica de Ecuador consideró ayer que no se debe “satanizar” ningún tipo de manifestación, en momentos en que críticos, opositores y aliados al gobierno llevan a cabo marchas en contra y a favor de la administración de Rafael Correa.

“La dinámica de la democracia es que justamente cada uno pueda manifestar libremente su opinión frente al contexto presente y frente a la imagen que se hace del futuro”, dijo David de La Torre, vocero de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE).

El comentario lo realizó durante una rueda de prensa con motivo de la llegada, el próximo domingo, del papa Francisco, en la que los responsables de la CEE aseguraron que la situación actual del país no pone en riesgo la visita.

“Creo que no debemos, de ninguna parte de la sociedad ecuatoriana, satanizar ningún tipo de manifestación. Toda persona tiene el derecho de expresar en libertad su opinión, pero también tiene la obligación de respetar la opinión de los demás”, dijo De La Torre.

En lugar “de ver lo que está sucediendo en estos momentos en nuestro país como un atentado contra la estabilidad política, hay que verlo como una dinámica normal y natural de la vida en sociedad”, añadió el vocero de la CEE.

Recordó que la Conferencia ha pedido que se desarrolle un “diálogo profundo” en el que se “respete la diferencia”.

El secretario de la CEE, René Coba, aseguró que el papa llegará a Ecuador el domingo y exhortó a la ciudadanía “a ir construyendo un ambiente de cariño”.

La petición la formuló mientras críticos y opositores al Gobierno insisten en pedir el archivo de dos proyectos de ley para elevar impuestos a herencias y plusvalía que a principios de junio pasado envió el Ejecutivo a estudio del Legislativo.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, retiró “temporalmente” esos proyectos de ley y llamó a un diálogo nacional sobre los mismos y sobre el tipo de sociedad en la que quieren vivir los ecuatorianos.

No obstante, ese retiro no logró frenar las protestas, en las que ahora también se exigen otros cambios en la forma de gobernar de Correa que, por su lado, ha llamado a sus correligionarios a respaldar hoy al gobierno en la Plaza Grande, frente al palacio de Carondelet.

Correa denunció el miércoles que hay “claros indicios” de que la oposición prepara tomar hoy el palacio de Gobierno en Quito, con el supuesto interés de derrocarlo del poder, afirmación que desató preocupación pero también una oleada de ironías en redes sociales.

“Lamentablemente tenemos claros indicios de que los golpistas (opositores de derechas) intentarán tomarse Carondelet (el Palacio presidencial)”, escribió Correa en su cuenta de Twitter y advirtió de que sus adversarios “quieren, en base a la violencia, derrocar a un Gobierno de inmenso apoyo nacional e internacional”.

El pronunciamiento de Correa se dio en un momento en que los sindicatos (de izquierdas), grupos de oposición de derechas y críticos a sus políticas preparan para hoy movilizaciones en la zona central de la capital.

Por su lado, el ministro del Interior, José Serrano, dijo el miércoles en una rueda de prensa que dispone de un texto sobre el supuesto plan de desestabilización atribuido a la oposición.

Mencionó a los legisladores de oposición Andrés Páez y Lourdes Tibán, así como al excoronel Mario Pazmiño, al momento de denunciar la supuesta conspiración.

Páez tildó ayer de “barbaridad” la sugerencia de Serrano y pidió comprender que “las protestas no son golpismo. Yo soy un ciudadano más que protesta y las marchas seguirán porque el gobierno no responde a los reclamos, solamente busca fantasmas, artilugios, pretextos, no soluciones”, señaló en una carta.

Invitó a quienes se manifiesten a que no caigan en provocaciones, mientras Tibán calificó de “delirios” a las aseveraciones de Serrano.

“Todo lo que ha dicho el Sr. Serrano, no es más que el incentivo a la provocación a una Guerra Civil”, apuntó Tibán en una carta difundida a través de su cuenta en la red social twitter. (Efe/La Nación)