Economía

IFC quiere impulsar la producción de camarón en Ecuador con una inversión a Industrial Pesquera Santa Priscila S.A.

«Las granjas camaroneras en Ecuador podrán aumentar su productividad gracias a una nueva inversión de IFC que ayudará a reemplazar el diésel con electricidad para las operaciones de la granja mientras aborda los riesgos ambientales en la producción de camarones». Así lo ha anunciado la entidad adscrita al Banco Mundial que matiza que «el objetivo es ayudar a mejorar la sostenibilidad del sector, apoyando los objetivos climáticos de la nación». Alrededor del 42 por ciento de la financiación contribuirá a la mitigación climática, evitando emisiones de aproximadamente 2000 toneladas de CO2 equivalente al año.

El préstamo de IFC de hasta 45 millones de dólares estadounidenses a Industrial Pesquera Santa Priscila S.A., el principal exportador de camarón de Ecuador, ayudará a la empresa a ampliar su número de granjas y mejorar su automatización y productividad. En este sentido, Raúl Estrada, asesor corporativo de Santa Priscila, explicó que la financiación a largo plazo de IFC «ayudará al crecimiento de nuestras operaciones. Con el apoyo de IFC, esperamos aumentar los niveles de productividad en más del 20 % en términos de libras de camarón por hectárea. La experiencia de IFC también ayudará a elevar nuestros estándares operativos en términos de prácticas ambientales y sociales (A&S), gobierno corporativo y seguros, impulsando nuestra sostenibilidad para satisfacer la dinámica demanda del mercado».

El sector camaronero es de vital importancia para la economía de Ecuador, representando aproximadamente el 20 por ciento de las exportaciones del país y el 5 por ciento del producto interno bruto (PIB). Sin embargo, el sector se enfrenta a una serie de desafíos relacionados con la baja productividad y la dependencia de los combustibles fósiles que impiden la sostenibilidad general de la industria, explica IFC. Los fondos de IFC solo se invertirán en granjas que estén adaptadas para replicar los estándares de certificación del Aquaculture Stewardship Council (ASC) o Best Aquaculture Practices (BAP), promoviendo buenas prácticas con beneficios de sostenibilidad.

Por su parte, Alfonso García Mora, vicepresidente de Europa, América Latina y el Caribe de IFC, apuntó que «abordar el cambio climático y apoyar el crecimiento a largo plazo es una prioridad clave para IFC en América Latina y el Caribe. La inversión de IFC apoyará a uno de los principales productores de camarón de Ecuador para que se expanda, adopte prácticas agrícolas más sostenibles y mejore su infraestructura agrícola. Esto promoverá el crecimiento de la competencia y la productividad en este importante sector orientado a la exportación, catalizando la ecologización del sector del camarón para hacer frente a futuras crisis».