Actualidad

IESS pide a Solca reconsiderar ‘precipitada decisión’ de frenar atención a nuevos pacientes

Casi dos días después, el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) reaccionó al anuncio de Solca de suspender la atención a nuevos pacientes derivados. La decisión se debe a una deuda acumulada desde el año 2008.

En un comunicado, la institución pide a la entidad oncológica “reconsiderar esta posición”. Y apela “a su vocación de servicio para no tener que lamentar la muerte de nadie por esta precipitada decisión”. El documento fue difundido la mañana de este domingo 28 de agosto de 2022.

La matriz y una parte de los núcleos de la Sociedad de Lucha contra el Cáncer (Solca) informaron el viernes 26 de agosto que desde este fin de semana no recibirían nuevos afiliados. Pero aclararon que la atención se mantiene para quienes previamente fueron derivados.

La medida, según indicó el Consejo Directivo de Solca, surge por el incumplimiento del IESS de un acuerdo para desembolsar USD 34 millones. Esa es una parte de la deuda de USD 140 millones del Seguro Social por prestación de servicios oncológicos en los últimos 14 años. Los diálogos para definir el cronograma de pagos comenzaron en abril.

Este domingo el IESS informó que canceló USD 22 millones el pasado 15 de julio por prestaciones de este año. Y que además pagó USD 8 millones a varios núcleos “como abono a la deuda heredada existente”. “Estos pagos evidencian que existe la voluntad absoluta para seguir cubriendo los valores pendientes”, asegura la institución.

Pero Jorge Cevallos, presidente de Solca Quito, recordó que el acuerdo era cancelar USD 34 millones. “Y no han cumplido; entonces, se acabó la paciencia, no va más”, dijo a un medio televisivo.

Una de las trabas es el proceso de auditoría. Todas las cuentas de los prestadores externos deben pasar por un proceso de revisión antes de ejecutar los pagos y un porcentaje de la deuda acumulada con Solca aún no cumple con este requisito.

“Desde Solca pedimos que nos paguen los servicios que hemos prestado y el IESS nos dice que lo hará cuando haga la auditoría. Entonces les pedimos que hagan las auditorías, pero nos dicen: es que no tenemos auditores”, explica Cevallos.

Desde el Seguro Social responden que están avanzando con los procesos administrativos internos para cubrir los pagos y reducir cada vez más los montos adeudados. La institución además tiene deudas con clínicas privadas y centros de hemodiálisis en todo el país.

El IESS no cuenta con los equipos necesarios para, por ejemplo, cubrir el tratamiento de radioterapia de todos sus afiliados con cáncer. En septiembre de 2020 la entidad informó que tenía una lista de espera en Guayas de 168 pacientes y decidió la derivación prioritaria a Solca de un grupo de 50.

Los directivos de Solca aseguran que los pagos represados les han causado problemas con proveedores y complicaciones con los salarios de sus colaboradores. Tampoco han logrado adquirir nueva tecnología ni equipamiento para dar cobertura a más usuarios.

En su comunicado, el Seguro Social insiste en que Solca cambie de posición. “La salud no admite acciones que pongan en riesgo la vida de los ecuatorianos”, finaliza.

 

 

El Comercio