Economía

IESS: ahorros para pensiones caen 20%, en medio de crisis de liquidez

El Fondo de Pensiones tiene un saldo de apenas USD 5.500 millones en el Biess, lo que alcanzaría para pagar solo un año de jubilaciones.

Los ahorros del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) se debilitan en medio de una aguda crisis de liquidez. Así, para lograr pagar las jubilaciones de los pensionistas en 2023, el IESS tuvo que desinvertir más de USD 1.100 millones de sus ahorros del Fondo de Pensiones, que es administrado por su banco, el Biess.

La cifra es importante. En sí, representa cerca del 20% del Fondo de Pensiones, que tiene un saldo de apenas USD 5.500 millones, lo que solo alcanzaría para pagar un año de pensiones.

Aportes insuficientes

Si bien se ahondó en 2023, el problema de liquidez del IESS no es nuevo. Y es que los aportes de los afiliados ya no son suficientes para pagar a los jubilados desde 2014.

Para 2023 el IESS tenía presupuestado destinar USD 5.696 millones para el pago de pensiones, pero finalmente la cifra superará los USD 6.000 millones. La principal razón de ese incremento es que el número de jubilados aumenta más rápido que el de aportantes. De hecho, el Seguro Social terminó el 2023 con cerca de 660.000 pensionistas, es decir, 43.000 más que al cierre de 2022.

Mientras que los ingresos por aportes de afiliados y empleadores para las prestaciones de este seguro apenas llegaban a USD 2.690 millones en noviembre y se esperaban recibir para cerrar el año USD 369 millones más.

Un Estado moroso

En 2023, el IESS preveía cubrir ese hueco financiero para pensiones con el aporte del 40% que debe hacer, por ley, el Estado. Sin embargo, en los últimos años, el Estado ha venido atrasándose en el pago, incluso dejó de hacerlo entre 2015 y 2018, puesto que la Ley de Justicia Laboral (2015) eliminó la obligatoriedad de esta contribución.

Fue una medida impulsada durante el Gobierno de Rafael Correa que desfinanció a este Seguro. La Corte Constitucional restituyó el aporte del Estado, pero desde 2019. Solo en 2023, el Ministerio de Finanzas se comprometió a pagar un monto de USD 2.359 millones por el 40% para el pago de pensiones y otros beneficios de jubilados.

Pero de ese monto, solo canceló hasta mayo cerca de USD 868 millones y otros USD 383 millones por deudas de años anteriores con el Seguro de Pensiones, que al momento ascienden a USD 3.800 millones, según el IESS. Debido a la falta de pago, el IESS no solo tomó dinero del capital del Fondo de Pensiones, también recurrió a los rendimientos de las inversiones realizadas por el Biess; hasta noviembre ya había retirado USD 440 millones.

¿Más desinversiones? Con el incremento del número de pensionistas, el IESS ya ha presupuestado que para 2024 el gasto en pensiones será cercano a los USD 6.500 millones.

La entidad ya solicitó al Ministerio de Finanzas una contribución por USD 2.600 millones, de los cuales estarían por aprobar cerca de USD 1.990 millones, según informaron a PRIMICIAS fuentes de esa Cartera de Estado.

Ante esta situación y sin un incremento real de las cifras de empleo, que haga crecer los aportes, es de esperarse que para este año el IESS vuelva a recurrir de sus ahorros para pagar las pensiones. Tanto el capital del Fondo de Pensiones como los rendimientos de las inversiones del Biess son valores que deberían respaldar a la institución para el pago de las pensiones futuras. Pero, la crisis financiera de la entidad y del Estado ponen en juego estas prestaciones.

Fuente: PRIMICIAS