Actualidad

ID y Pachakutik gestionan sus crisis a ritmos y visiones distintas 

A un año de una alianza coyuntural entre el oficialismo, Izquierda Democrática (ID) y Pachakutik (PK), estas dos últimas organizaciones enfrentan crisis internas. Sin embargo, mientras en la ID se acentúa la pugna, PK reintegró a sus ‘rebeldes’.

Ambas organizaciones políticas llegaron a la Asamblea con un respaldo importante tras las votaciones de 2021. La ID empezó el actual periodo con 19 asambleístas; mientras que PK tuvo 27.

Esa condición les permitió ser parte de una alianza con la oficialista Bancada del Acuerdo Nacional (BAN), para poner en la presidencia a Guadalupe Llori (PK). A la ID le permitió tener dos representantes en el Consejo de Administración Legislativa (CAL).

Los tropiezos de la ID
La Ley del Aborto por Violación y las amnistías, según el legislador Alejandro Jaramillo, quien fue separado del bloque de la ID, fueron la piedra de toque para el inicio de las peleas. De los 19 legisladores con los que empezaron,ahora cuentan con 10.

A la situación en la Asamblea se sumó una disputa en la misma organización. El 30 de abril pasado se realizó una convención nacional en Manabí. Allí se decidió encargar la presidencia del partido a Enrique Chávez y separar del cargo a Guillermo Herrera.

Según Chávez, el conflicto tiene origen en una reforma al reglamento, en el que ahora se permite ser candidato por la ID a cualquier persona que se haya afiliado.

Los estatutos del partido, que tienen mayor jerarquía que el reglamento, establecen la obligatoriedad de ser afiliado por al menos dos años, menciona Chávez.

La convención de abril pasado tenía como objetivo cambiar las directivas provinciales. Sin embargo, ante una medida cautelar solicitada por Imelda Dávila y concedida por un juez de Portoviejo, los cambios no se realizaron.

Lo que sí hizo fue nombrar a Chávez como presidente encargado. Pero el 6 de mayo pasado, esa medida cautelar fue revocada y mañana, 11 de mayo, el presidente encargado tiene previsto asistir al Consejo Nacional Electoral (CNE) para registrar la resolución de la última convención.

La directiva de la ID, con Herrera a la cabeza, considera que esa convención no tiene legitimidad. Li­seth Morillo, secretaria Ejecutiva de la ID, dice que esa convención no reunió los requisitos necesarios, por lo que no es legítima.

Es decir, la pugna está lejos de terminar y más bien se acentuará. Morillo señala que, si se quiere denunciar al presidente, la organización cuenta con procedimientos. De no considerarlos, también se puede recurrir al Tribunal Contencioso Electoral (TCE).

Pachakutik reincorporó a sus ‘rebeldes’
En Pachakutik, la situación es distinta a la ID. Ese bloque ya reintegró a los seis asambleístas a los que consideraba ‘rebeldes‘. Eso como consecuencia de la resolución del Consejo Político del 22 de abril.

Pero otra polémica también sacudió a esa organización. Rafael Lucero, quien hasta la semana pasada fungía como jefe de bloque, reconoció que se reunió en México con el líder de la Revolución Ciudadana, Rafael Correa.

PK dijo que el cambio se debía a que el periodo de Lucero terminó. Lo cierto es que el reemplazo ocurrió después de las tensiones que provocó ese encuentro. Además, el líder la Conaie, Leonidas Iza, declaró el jueves pasado que es uno de los que no apoya a Llori.

 

 

El Comercio