Ciencia

Ibuprofeno y paracetamol: los riesgos de abusar de la venta libre

Son los medicamentos sin prescripción médica más vendidos. En exceso, pueden aumentar la posibilidad de ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, úlceras y sangrados estomacales e intestinales.

ARGENTINA. Los medicamentos de venta libre están, una vez más, en el centro de atención. Esta vez, la Agencia Europea del Medicamento (EMA por sus siglas en inglés) informó que el ibuprofeno y el paracetamol, los medicamentos de mayor venta en la Argentina, no sólo tienen graves efectos sobre la salud, sino que su efectividad es limitada, informó Tiempo Argentino.

“Altas dosis de ibuprofeno deben evitarse en pacientes con problemas cardíacos o circulatorios, así como en aquellos pacientes que anteriormente han tenido un ataque al corazón o un derrame cerebral porque pueden aumentar el riesgo de problemas cardiovasculares, infartos o ictus”, alertó el Comité de Farmacovigilancia de EMA.

El 11% de todos los casos de insuficiencia renal terminal es atribuido al consumo de analgésicos. Además, el 40% de los casos de hemorragia digestiva alta son atribuibles a la aspirina y al resto de los antiinflamatorios no esteroideos (ibuprofeno, paracetamol), según un estudio realizado por la farmacéutica Gabriela Kregar, y publicado en el Acta Farmacéutica Bonaerense en 2012.

Por otra parte, la Administración de Alimentos y Drogas estadounidense (FDA) emitió una guía en la que advierte que el ibuprofeno “puede incrementar la posibilidad de ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares, causar hemorragias gastrointestinales y llevar a la muerte”. Por eso, “sólo debe usarse en la dosis más baja posible y por el lapso más breve necesario”. Otros efectos adversos del exceso en su consumo son las úlceras y los sangrados o perforaciones en estómago o intestino, que pueden surgir durante el tratamiento, presentarse sin síntomas de advertencia e incluso causar la muerte.

Los expertos de EMA recomendaron actualizar la información de los prospectos en relación a la ingesta de dosis altas del fármaco. “Como ya se detectó en otros antiinflamatorios, los riesgos (del ibuprofeno) se elevan a partir de las terapias de 2400 miligramos al día”, advirtió la agencia europea, como principal conclusión de su estudio. Recordó, asimismo, que toda la familia de los antiinflamatorios no esteroideos, incluido el ibuprofeno, ya llevan una advertencia que recomienda usarlos en sus dosis mínimas efectivas y por el periodo de tiempo más corto para controlar los síntomas.

Algo similar sucede con el paracetamol. Tomarlo durante un tiempo prolongado puede causar daño hepático, algunas veces tan grave que requiera un trasplante de hígado u ocasione la muerte. En este sentido, en enero de 2014, la FDA instó a los médicos a dejar de recetar fármacos que contengan más de 325 miligramos por comprimido de paracetamol.

Los medicamentos de venta libre son los más publicitados. La Asociación Agentes de Propaganda Médica denunció en repetidas ocasiones ante la ANMAT la publicidad irresponsable del medicamento Next (paracetamol) del laboratorio mexicano Gennoma Lab porque alentaba el consumo abusivo y sin control médico, mediante un spot publicitario animado por el conductor televisivo Marley. Pese a las denuncias, la publicidad se repite, habitualmente, cuando comienzan los síntomas gripales en invierno.
También son los medicamentos más prescritos en el tratamiento de la artrosis. En el último Congreso Mundial de la Sociedad Internacional de Investigación en Artrosis, en Seattle (EE UU), se demostraron su efectividad limitada y varios efectos secundarios: problemas hepáticos, gastrointestinales o cardiovasculares. (Internet/La Nación)